Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez excarcela a Marisol Yagüe, a Isabel García Marcos y a un ex edil

La ex teniente de alcalde de Marbella dice ser víctima de un "gravísimo error" de la justicia

Medio centenar de periodistas y miembros de la prensa del corazón, así como un puñado de curiosos, se agolparon ayer a las puertas de la cárcel de Alhaurín de la Torre (Málaga) para presenciar la salida de la cárcel de la ex alcaldesa de Marbella Marisol Yagüe y de la ex teniente de alcalde Isabel García Marcos, a las que el juez que instruye el caso Malaya contra la corrupción en Marbella dejó por la mañana en libertad bajo fianza de 60.000 euros tras 165 días en prisión. El juez también liberó al ex concejal de Transportes Victoriano Rodríguez, aunque su excarcelación fue más discreta.

La primera en abandonar el centro penitenciario, sobre las 20.00, fue la ex alcaldesa. Oculta tras unas gafas negras y vestida con un conjunto de tirantes blanco se negó a hacer declaraciones a los medios apiñados a la puerta del penal, y se metió en un todoterreno Volkswagen Tuareg con las lunas tintadas conducido por su hermano. Yagüe ofrecía un aspecto envejecido y demacrado, en el que apenas se reconocía a la mujer que, según el magistrado Miguel Ángel Torres, era la "marioneta" del presunto cerebro de la trama de corrupción, Juan Antonio Roca.

Dos minutos después de la salida de la ex regidora, a la que unos cuantos familiares de reclusos increparon con gritos de "ladrona", llegó el turno de García Marcos. En contraste con la postración de Yagüe, la ex teniente de alcalde abandonó la prisión en plan estrella. En una conferencia de prensa improvisada, llena de codazos y empujones, García Marcos, vestida de rojo y muy sonriente, declaró que su implicación en el caso Malaya es "un gravísimo error de la justicia". Flanqueada por sus abogados, el ex magistrado de la Audiencia Nacional, Javier Gómez de Liaño, y José Carlos Aguilera, la ex edil se calificó a sí misma como una "represaliada" y una "presa política".

Las declaraciones de García Marcos recordaban a la carta que el ex presidente de Banesto, Mario Conde, envió a los reclusos de Alcalá Meco cuando salió de esa prisión en enero del 95. "Estar aquí ha sido una pesadilla, no sólo para mí sino también para mi familia. Yo no me puedo ir de aquí sin deciros que he dejado gente maravillosa detrás de esas puertas. Quiero mandar un abrazo a todas mis compañeras de prisión, que sepáis que mi injusticia no es la única". Al contrario que la ex alcaldesa, García Marcos fue abrazada por algunos familiares de reclusos antes de abandonar el recinto penitenciario en un Audi A6 verde conducido por su marido.

La ex teniente de alcalde con el GIL y expulsada del PSOE por apoyar la moción de censura contra el ex regidor Julián Muñoz, también en prisión, se definió como una "luchadora contra la corrupción". "Lo fui antes, lo soy ahora y lo seré siempre. Son otros los que están equivocados", declaró.

Presunto cohecho

No piensa lo mismo el juez Torres, que además de los cargos de cohecho y alteración de precios en concurso público y fraude añade en el auto de libertad la posible vinculación de García Marcos con un presunto delito de cohecho continuado en la permuta ilegal de un edificio municipal en Puerto Banús, del que según el magistrado se beneficiaron Roca y el constructor granadino Carlos Sánchez. Mientras García Marcos se prodigaba en declaraciones demagógicas del tipo "me he hinchado a ver el Tomate", un discreto Victoriano Rodríguez aprovechaba el protagonismo de su ex compañera de corporación para abandonar la cárcel sin ser visto.

El juez, de acuerdo con el delegado de la Fiscalía Anticorrupción, Juan Manuel López Caballero, decretó la libertad bajo fianza de los tres imputados la víspera de que la Audiencia Provincial de Málaga celebrara una vista contra su situación de prisión preventiva. El fiscal en un principio propuso una fianza de 100.000 euros que el juez rebajó a 60.000. Según Torres, en el caso de García Marcos y Rodríguez se ha "mitigado" el riesgo de fuga.

Con la salida de Yagüe, García Marcos y Rodríguez sólo quedan 14 imputados de la operación Malaya en prisión. Se trata del presunto cerebro de la trama, el ex gerente de Urbanismo Juan Antonio Roca y de uno de los supuestos testaferros de éste, el abogado Manuel Juan Sánchez Zubizarreta. Los otros 12, en su mayoría ex concejales de la corporación marbellí, fueron arrestados en la segunda fase de la operación, el pasado 10 de junio.

"La gente no va a entender la decisión del juez"

El presidente de la gestora de Marbella, Diego Martín Reyes, aseguró ayer que la ciudadanía "no va a entender" la decisión del juez del caso Malaya de liberar bajo fianza a la ex alcaldesa Marisol Yagüe, a la ex teniente de alcalde Isabel García Marcos y al ex edil Victoriano Rodríguez.

En declaraciones a Efe, Martín Reyes señaló que la resolución judicial adoptada por el magistrado Miguel Ángel Torres "quizás no sea comprendida por la generalidad de los ciudadanos" de Marbella al tratarse de "delitos muy graves que han generado una importante alarma social" por los cargos que se imputan a los tres ex ediles.

El máximo responsable municipal de Marbella expresó su máximo respeto a la decisión del juez y subrayó que la prisión provisional es "una medida excepcional restrictiva de un derecho fundamental que es la libertad" y como tal su duración debe limitarse en el tiempo a la conclusión de los motivos que justifican la encarcelación.

Martín Reyes reiteró que, a su juicio, la puesta en libertad bajo fianza de los tres ex concejales "no se va a entender" entre la mayor parte de la población marbellí.

Por su parte, Javier Gómez de Liaño, abogado de la ex primera teniente de alcalde de Marbella Isabel García Marcos manifestó a los periodistas, a su llegada a la prisión de Alhaurín, que la libertad para la ex edil se produce después de que el magistrado haya "reconsiderado la situación y crea que es más justo". Preguntado sobre si su salida de la prisión se debe a que hubiera colaborado con la Justicia para su puesta en libertad, lo negó y añadió que "en la última declaración dijo que es inocente y no tiene nada que ver con los delitos que se le imputan".

Gómez de Liaño calificó de "llamativo" el que la libertad de los ediles se produzca justo un día antes de la vista de apelación fijada para hoy en la Audiencia Provincial de Málaga en la que se verán los recursos contra el auto de prisión. No obstante, dijo que "bienvenida sea".

Por su parte, Pablo Luna, abogado de la ex alcaldesa de Marbella Marisol Yagüe, aseguró que su cliente "no tiene que delatar a nadie para salir" de la cárcel y que "Marisol ha salido por sí misma".

El abogado comentó que tras el auto de libertad bajo fianza de Yagüe "empezamos otro camino, la lucha para que se levante el secreto de sumario, a ver si dejamos de ser los primeros en el ránking de proceso sumarial de España y empezamos a conocer de verdad lo que existe".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de septiembre de 2006

Más información