El sindicato Acaip denuncia que la cárcel de Picassent tiene una tasa de hacinamiento del 196,4%

La Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) denunció ayer "la masificación que presentan la cárcel de Valencia y el resto de prisiones de la Comunidad Valenciana". Según Acaip, el número de internos "continúa creciendo de forma imparable con el consiguiente aumento de la conflictividad diaria en los centros penitenciarios". Respaldan sus afirmaciones con datos: El pasado mes de agosto, un total de 6.119 personas se encontraban internas en las prisiones de la Comunidad Valenciana, mientras que las plazas funcionales, siguiendo el requisito de un interno por celda previsto en la legislación penitenciaria, es de 3.332.

Acaip asegura que la tasa de hacinamiento de las prisiones de la Comunidad Valenciana, basada en los datos disponibles el pasado 25 de agosto, es del 183,64%. Fuentes de Acaip aseguran que en el caso de la prisión de Valencia, la tasa de hacinamiento es del 196,44%, y señalan que en lo que va de año se ha producido un incremento del 5,71% en el número de reclusos, lo que equivale a 113 personas. "Los datos del establecimiento penitenciario de Valencia son peores que los del resto de prisiones del territorio autonómico, ya que la tasa de hacinamiento es casi 13 puntos mayor, al igual que el incremento de presos", precisa el informe.

Acaip asegura que "ante esta situación, la única solución dispuesta por la Dirección General de Instituciones Penitenciarias es ordenar el incremento de la capacidad máxima de todos los centros, sin incrementar el número de celdas disponibles, ni tampoco el número de trabajadores en cada una de las prisiones". En esa línea, según consta en el informe, el sindicato afirma que "la improvisación, la ineficacia y la incapacidad son las notas dominantes en la gestión penitenciaria".

Para Acaip, "las soluciones han de pasar por evitar que un tercio de los internos sea extranjero, aumentar el número de trabajadores penitenciarios, acelerar la construcción de los nuevos centros previstos y dotar de medios materiales a los centros ya existentes". Y añade que sin esas medidas la situación de riesgo de los funcionarios de prisiones va a más.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS