Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nuevos trenes de la línea 1 de metro funcionarán en abril de 2007

El Consell anunció ayer que la línea 1 del metro de Valencia, donde el pasado mes de julio se registró el accidente más grave de la historia de España con 43 víctimas mortales, empezará a recibir nuevos trenes a partir de noviembre. El anuncio corrió a cargo del consejero de Infraestructuras y Transportes, José Ramón García Antón, durante una visita realizada ayer a la factoría de Vossloh, en Albuixech. Este anuncio sobre la adquisición ya prevista de nuevos trenes se produce dos meses después de la tragedia y tras el cierre de la comisión de investigación sin que el Gobierno valenciano asumiera ninguna responsabilidad por el siniestro. Oficialmente, la causa del siniestro fue el exceso de velocidad del convoy, aunque desde la oposición, sindicatos y usuarios se denunció el obsoleto estado del material de esa línea.

García Antón avanzó que los nuevos trenes para las líneas 1 y 5 de Metrovalencia llegarán a partir de noviembre de este año y que la mayoría de las unidades empezarán a funcionar en abril de 2007. El consejero comprobó sobre el terreno la fabricación de las 20 unidades de tren serie 4.300 que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha adquirido para las líneas 1 y 5.

García Antón explicó que "a finales de 2007, FGV ya dispondrá de las 20 unidades en construcción", y que entre 2008 y 2009 "recibirá las otras 20 unidades que permitirán sustituir totalmente el actual parque móvil de la línea 1". FGV adjudicó a Vossloh España, con fecha 12 de mayo de 2005, un primer pedido de 20 unidades de la serie 4.300 para prestar servicio en las líneas 1 y 5. En la adquisición de estas 20 unidades se invirtieron más de 100 millones de euros, a los que se suman otros 100 que permitieron adquirir otros 20 trenes, adjudicados el pasado 22 de junio.

García Antón señaló que con la adquisición de este nuevo material móvil, "el Plan de Actuación de la línea 1, dotado con 423 millones de euros, está completado en más de un 80% y en un plazo máximo de dos años estará, prácticamente, ejecutado al incorporar el sistema ATP entre las estaciones de Empalme y Torrent Avinguda".

Tecnología punta

Las unidades de tren que la factoría de Albuixech está fabricando para FGV son de la serie 4.300 y están dotadas con los últimos adelantos tecnológicos y su funcionamiento es totalmente informatizado. La velocidad máxima prevista en servicio es de 80 kilómetros por hora y la capacidad es 600 personas.

Las nuevas unidades cuentan con los últimos adelantos de ayudas a la conducción y al mantenimiento, ofreciendo al conductor información sobre incidencias y actuaciones recomendadas mediante conexión al ordenador, así como la información histórica necesaria para el mantenimiento predictivo. La seguridad incorpora los sistemas FAP y ATP y cuentan con la preinstalación del sistema ATO, sin conductor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de septiembre de 2006