El Barça lucirá el logotipo de Unicef en su camiseta a partir del martes

La camiseta del Barcelona, virgen desde la fundación de la institución en 1899, llevará a partir del próximo martes, cuando el equipo azulgrana se enfrente en el Camp Nou al Levski de Sofia en la jornada inaugural de la Liga de Campeones, el logotipo de la Unicef después del acuerdo que ambas entidades firmaron ayer en la sede central de las Naciones Unidas en Nueva York. Aunque el contrato abarca cinco años, la publicidad en la zamarra es momentáneamente por una temporada y discrecional, es decir, que no es obligatorio portarla en un determinado número de partidos. El club destinará el 0,7% de su presupuesto a su fundación y, a su vez, ésta donará 1,5 millones de euros anualmente a la Unicef durante cinco años para financiar proyectos humanitarios.

El acuerdo fue suscrito ayer por el presidente del Barça, Joan Laporta, y la directora ejecutiva de la Unicef, Ann Margaret Veneman, en una ceremonia en la sede de las Naciones Unidas y a la que no pudo asistir Kofi Annan, secretario general de la ONU, que se encontraba en Madrid. Annan, en cambio, sí había garantizado su presencia en el acto previsto para agosto y que fue aplazado hasta ayer después de que un mandato judicial instara a la convocatoria de elecciones en el Barcelona.

Un club "universal"

En su discurso, Laporta evocó la figura de Pau Casals, quien el 24 de octubre de 1971, en el mismo escenario afirmó: "Yo soy catalán". "El violonchelista explicó que Cataluña, en aquellos tiempos, era una provincia de España, pero que Cataluña ha sido la mejor nación del mundo (...). Casals también explicó que Cataluña siermpre ha trabajado por la paz, que es el ideal que mueve a las Naciones Unidas y a sus organismos, como Unicef", afirmó. "Desde 1971, la situación en España ha cambiado mucho. Cataluña es ahora una comunidad autónoma dentro del Estado español y ha recuperado sus instituciones de autogobierno. Para una gran mayoría de catalanes, continúa siendo una nación. Yo también soy catalán y el Barcelona es la institución deportiva más representativa de Cataluña", prosiguió; "Casals fue un catalán universal y su música es universal (...). El Barcelona es también universal. No sólo es un club de fútbol. Es más que un club, un club con alma, porque se preocupa de llevar a las personas aquella misma esperanza de un mundo mejor y más justo que Casals tan bien supo expresar con su violonchelo. Y el fútbol, como la música, es una herramienta poderosa que también puede hacer felices a muchos niños. Por esta rázón, y por los valores de civismo, solidaridad y democracia que el Barça proyecta, nos hemos comprometido con Unicef. Contribuiremos a programas globales para el beneficio de los niños que sufren, viven situaciones de abuso y explotación".

Facultada por los socios en 2003 para contratar publicidad para la camiseta, la directiva azulgrana pasó de negociar con empresas de patrocino convencionales a suscribir el acuerdo con Unicef. La meta es posicionar el Barça como més que un club en el mundo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS