Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Diversión para todos en la Costa Dorada

Port Aventura y otras siete atracciones estimulantes del litoral tarraconense

La cocina marinera de Can Bosch, en Cambrils. Baños de arcilla en Cala Fonda. Tarragona y su legado romano. Las emociones del parque de atracciones entre Salou y Vila-seca y la ruta de Miró. Un intenso recorrido mediterráneo.

Nàstic, enhorabuena", rezan las pancartas. "¡Força Nàstic!" Cualquiera diría que, evocando Quo vadis, un tribuno romano al mando de su legión hubiera acampado a las afueras esperando su entrada triunfal en Tarraco. Nada más lejos de la realidad. El Gimnàstic es el recién ascendido club de fútbol local. Y si es cierto, como dicen, que vale más un año en la Liga de las estrellas que dos décadas promocionando el patrimonio de la humanidad... ya es momento de empaparse de los 92 kilómetros de la Costa Dorada (en catalán, Daurada). Este litoral tarraconense se apresta a vivir una revolución mediática entre Cunit y l'Hospitalet de l'Infant, al sur de Cataluña. Que constituya un destino predilecto para el turismo familiar, encontrando en Port Aventura su epicentro dinamizador, no impide una simbiosis muy equilibrada de playas y piedras antiguas, a la que se une el universo que expandió Miró aquí en la segunda mitad del siglo XX.

El dique de Levante conduce hasta el faro de la Baña, único con los pilares de acero necesarios en el inestable delta del Ebro; los domingos por la mañana puede visitarse el museo de faros que alberga en su interior

La naturaleza se erige como protagonista en los tres kilómetros de acantilado en estado puro de Cala Fonda. A este sueño de pinos piñoneros, algarrobos y olivos se accede desde Platja Llarga

1 VISITAS MIRONIANAS

Abandonaba la masía con la presteza de costumbre. Apretaba a correr dos kilómetros hasta el mar y sobre la arena realizaba, para pasmo del vecindario, ¡ejercicios atléticos!, tras recoger raíces y piedras. Hoy es imposible entender el universo creativo del bañista Joan Miró sin visitar Mont-roig del Camp, pueblo al que llegó con 18 años para restablecerse de una depresión. Este paisaje fue para él "una religión", su planilla. "Conservamos los originales de los originales", afirman en el Centre Miró, alojado en una iglesia del siglo XVI. Ahí se exponen copias de buena parte de obras que pintó el barcelonés en Mont-roig en su primera época. Los cuadros aparecen decorados o ambientados con elementos sacados de los propios óleos, acompañando la exposición un tapiz y grotescos ninots, estos sí auténticos. Pero hay más: un folleto guía por nueve localizaciones del municipio en las que confrontar el cuadro y el aspecto actual del motivo pictórico. El acceso a La Masía y al estudio del artista está prohibido, pero a nadie se le impide, por ejemplo, subir a la preciosa ermita de Sant Ramon (los martes cerrada), como suspendida en el aire. A sus pies, Miró volvió a hacer gala de su lirismo, de su riqueza cromática.

- Centre Miró (977 83 73 37; www.centremiro.com).

- Oficina de turismo de Mont-roig del Camp (977 81 09 78; www.miamiplatja.com).

2 OCIO Y AMBIENTE EXÓTICO

Port Aventura despierta unas posibilidades vacacionales muy intensas. Se trata de sentirse extranjero entre Vila-seca y Salou, bien en Polinesia, México, el Mediterráneo, China y el Far West. El líquido elemento es, cómo no, la base del ocio estival. Nada más acceder al recinto, el parque acuático al estilo caribeño (se paga aparte) sirve de alternativa a las 30 atracciones mecánicas, entre ellas la montaña rusa acuática Tutuki Splash, de la que todo el mundo sale empapado. Para los clientes de los tres hoteles del parque se acaba de inaugurar el Beach Club, en Platja Llarga, Salou.

Se aconseja planificar la jornada ateniéndose a los horarios de los espectáculos. En este timing no puede faltar Chinatown, nuevo show entre dancístico, circense y gimnástico, con guiños hip-hoperos, protagonizado por niños chinos que desafían la ley de la gravedad. En el Templo del Fuego, al Indiana Jones de carne y hueso le acompañan efectos especiales de fuego y agua.

En lo que atañe a descargas de adrenalina, el Dragon Khan sobrecoge; si no, escuchar los chillidos de expansiva emoción. Aunque para provocar aún más emoción, nada mejor que la caída libre de 100 metros con el asiento inclinado hacia el suelo. Los tiempos de espera en las colas pueden consultarse en diversas pizarras; para saltárselas, basta con pagar un suplemento de 20 euros. Conviene llevar gorra y protector solar.

- Port Aventura (www.portaventura.es; 902 20 22 20). Abierto de 10.00 a 20.00. Entrada de un día, 35 euros; niños de 4 a 10 años, 28 euros. El Caribe Aquatic Park abre de 10.00 a 18.00. Entrada, 19 euros; niños, 15,50 euros.

4 'VENI, VIDI'... 'VISIT'

Los dioses del Olimpo debieron de montar en cólera al enterarse de que sólo el 5% de los mortales que disfrutan de Port Aventura ponen sus pies en Tarraco. Y eso que la capital de la Hispania Citerior fue, no lo olvidemos, capital imperial de facto durante los tres años de estancia de Augusto. La Tarragona Card ofrece una manera asequible de conocer la floración arquitectónica de la otrora gran metrópoli: anfiteatro, foros, pretorio, circo, teatro, museo arqueológico, catedral... Pero la tarjeta permite también acceder a la casa Canals, mansión con ribetes palaciegos que acaba de abrir sus puertas, y al olvidado Museu del Port, donde se repasa la historia desde que Tarragona sirviera de fondeadero invernal a la flota romana.

Luego, el dique de Levante conduce hasta el faro de la Baña, de finales del siglo XIX, único con los pilares de acero, necesarios para su desplazamiento en el inestable delta del Ebro; los domingos por la mañana puede visitarse el museo de faros que alberga en su interior. Otra novedad es la espléndida maqueta de la Tarraco del siglo II después de Cristo, que se expone en la plaza del Pallol (entrada gratuita). El 23 de septiembre se celebra la fiesta de Santa Tecla, patrona de la ciudad.

- Turismo de la ciudad de Tarragona (977 25 07 95; www.tarragonaturisme.es).

- http://santatecla.ajtarragona.es.

- Tarragona Card. 1 día, 10 euros; 2 días, 15 euros, y 3 días, 20 euros.

- Visitas guiadas con Itinere (www.turismedetarragona.com).

5 TOGAS Y SANDALIAS

La declaración de patrimonio de la humanidad se extiende a partir de Tarragona en paralelo al mar, por la comarca del Tarragonès, siguiendo la Vía Augusta, hoy congestionada N-340. Primero sale a nuestro encuentro la torre de los Escipiones (del siglo I), que no es sino el monumento fúnebre de una patricia decorado con las figuras de sus esclavos. A dos kilómetros, tomar la rotonda hacia El Mèdol, dejar el coche nada más cruzar la autopista y seguir a pie unos 400 metros.

Para empaparse de lo que hay de misterioso, de poético, de grande en el paisaje de una cantera romana, nada como este paseo de diez minutos. Y es que la magnitud del vaciado de la piedra causa un curioso impacto visual al pasar a los pies de La Aguja de 16 metros. El Mèdol sorprende además por la presencia de especies de plantas ya desaparecidas o en regresión en otros puntos del litoral.

Otro fiel testimonio del pasado, rebasada Altafulla, es el yacimiento de Els Munts. Entrar en esta villa romana equivale a sumergirse de lleno en la residencia de uno de los duunviros, jueces-alcaldes por así decir, de Tarraco. La delata el lujo de mosaicos y estucados, al igual que las termas.

La excursión finaliza en una de las rotondas más bellas de la red de carreteras españolas. ¡Qué mejor arquitectura de firma! El arco de Barà es todo un alarde formal conservado primorosamente pese al trasiego de vehículos durante 2.000 años ininterrumpidos. Con sol poniente, la arcada de 10 metros franqueada por pilastras corintias parece cubierta por una capa de lava en ebullición.

- El Mèdol abre de martes a sábados, de 10.00 a 20.00; domingos, hasta las 14.00.

- Els Munts (977 65 28 06; www.mnat.es). Abierto de martes a sábados, de 10.00 a 13.30 y de 16.00 a 20.00; domingos, de 10.00 a 14.00.

6 TRADICIÓN PESQUERA

Con 180 restaurantes, no es de extrañar que Cambrils sea la meca gastronómica de la Costa Dorada: allí se encuentran Can Bosch y Rincón de Diego, con sendas estrellas Michelin. Conviene almorzar temprano, puesto que a las 15.45 nos esperan los bancos del rompeolas desde los que ser testigos del regreso de la flota pesquera. Antes se atisban las gaviotas arremolinadas que las proas rumorosas de las 27 embarcaciones. Hay una liturgia especial en lanzar amarras, en la separación de las capturas por pescadores embromados, en la forma de asear la cubierta y empujar los carros. El género ya no se subasta; se vende directamente.

Llega después el momento de caminar hasta Salou, unos seis kilómetros, en lo que es uno de los paseos marítimos secretos más agradables. El pino redondo de la playa del Regueral encamina hacia el puente sobre la marisma y la torre del Esquirol (ardilla en catalán), antigua torre de telegrafía. La ruta discurre luego por construcciones en primera línea de mar que insonorizan el tráfico rodado. El tramo perteneciente a Salou prescinde del carril-bici en favor del capitel de plumas que otorgan las palmeras. Regresar en autobús.

- Oficina de turismo de Cambrils (977 79 23 07; www.cambrils.org).

7 PLAYAS DONDE REINA LA NATURALEZA

En la Costa Dorada están presentes todos los elementos que hacen atractivas unas vacaciones playeras. Entre las semiurbanas cabe seleccionar la sucesión de caletas separadas por puntas rocosas de Miami Platja, en Mont-roig del Camp. El hecho de tener que subir luego escalones y de ser Miami un núcleo turístico que ni da ni ofrece placeres ruidosos garantiza al bañista arena para estirar la toalla y tranquilidad.

La naturaleza se erige como protagonista en los tres kilómetros de acantilado en estado puro de Cala Fonda, o Waikiki. A este sueño de pinos piñoneros, algarrobos y olivos se accede a pie desde Platja Llarga, a seis kilómetros al norte de Tarragona. Los hay que se dan baños de arcilla y quienes -la mayoría- disfrutan en traje de Adán de este privilegiado ecosistema gestionado por la Asociación Depana.

Otra estampa intocada que invita a una mirada optimista es la que genera la playa del Torn (l'Hospitalet de l'Infant). Y ello, achacable en buena medida a Manel Mondéjar, presidente de la asociación naturista consagrada a la defensa de este arenal acostado junto a una ladera de pinos. No perderse la entrada en el punto kilométrico 1.125 de la N-340 que conduce al mirador playero.

El apelativo turístico de Costa Dorada viene dado por la luz que otorga por la tarde una luminosidad áulica a dunas como las de Torredembarra i Creixell, más conocidas por Els Muntanyans. Sucesión casi perfecta de distintos sistemas naturales: playa salvaje, cadena de dunas de 3,2 kilómetros cubierta de barronal, marismas y, finalmente, tres cámpings. La asociación Gepec organiza mañana, 3 de septiembre, a las 9.00, una visita desde Cal Bofill que versará sobre un asunto siempre de palpitante actualidad: los mosquitos.

- Depana (977 22 71 76; www.depana.org).

- Associació d'Amics de la Platja Naturista del Torn (630 25 01 76; www.naturismo.org/torn).

- Centro de Actividades Medioambientales de Torredembarra Cal Bofill (977 64 16 72; www.gepec.org/muntanyans).

8 EL CASTILLO DEL MAR

Desde la primera línea de costa velaban estas murallas por la seguridad de uno de los puertos medievales de mayor prosperidad en la zona. A todo el pueblo de Tamarit cobijaba de la rapiña corsaria. En 1916 pasó a manos del plutócrata estadounidense Charles Deering, quien encargó la rehabilitación de la Vila Closa a Ramón Casas. Aún se conservan las habitaciones del pintor catalán. Descollante por demás son la rejería y el retablo barroco de la capilla. El antiguo fondeadero acredita hoy una cala -la Jobera- de campanillas.

- A 8 km al norte de Tarragona. Visitas guiadas de martes a jueves, a las 10.00, 11.00, 12.00, 17.00 y 18.00 (617 44 91 61). Entrada, 3,50 euros.

MULTIACTIVIDAD JUNTO AL MAR

3. Las aguas calmas y la suave orografía permiten el turismo activo con el sello de calidad que, en lo tocante a materiales y monitores, garantiza la Estación Náutica Salou, Cambrils, Mont-roig / Miami Platja. Las empresas prestan servicio todo el año. En Salou prima el ocio motorizado, en una amplia gama que va del wakeboard -snowboard marino- al paracaidismo acuático para padres e hijos y el novedoso flyfish (especie de molusco flotante arrastrado por una motora).Alquilar embarcaciones, con o sin patrón, para dar un paseo o combinar la paciencia y la estrategia que demanda la pesca son opciones dignas de considerar en Cambrils. El vespertino garbí -viento de componente suroeste- es el aliado de los windsurfistas en Miami Platja.- Estación Náutica Salou, Cambrils, Mont-roig / Miami Platja (977 35 09 64; www.estacionautica.info; www.teatreves.info).

GUÍA PRÁCTICA

Comer- Morros (977 64 00 61). Rafel Campalans, 42. Torredembarra. Menú Mediterráneo, 30 euros.- L'Onada (977 21 50 53). Plaça del Bisbe Bonet, El Serrallo (Tarragona). En el barrio pesquero. Unos 40 euros.- Can Bosch (977 36 00 19; www.canbosh.com). Rambla de Jaume I, 19. Cambrils. Una estrella Michelin. Menú de pescado y marisco (sin postre), 58 euros.- La Mar Blava (977 82 02 06). Via Augusta, 14. L'Hospitalet de l'Infant. Menú degustación, 40 euros.Dormir- Casa d'Ivori (977 13 81 64; www.hotelcasadivori.com). Raval, 11. Creixell. 180 euros, la doble.- Hotel Gran Claustre (977 65 15 57; www.granclaustre.com). Cup, 2. Altafulla. La habitación doble, 145 euros (177 euros, viernes y sábado).- Aparthotel Alexandra (977 24 87 01; www.ah-alexandra.com). Rambla Nova, 71. Tarragona. La doble, 65.- Cal Barceló (977 82 37 65). Sant Jaime, 6. Vandellòs. L'Hospitalet de l'Infant. Casa rural. Doble, 40 euros.Información- Diputació de Tarragona (977 23 03 12; www.costadaurada.info).- Turismo de Cataluña (934 84 99 00; www.catalunyaturismo.com).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de septiembre de 2006

Más información