Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fuga de agua en la refrigeración daña parte de la Bibiloteca Suecana

Decenas de libros y documentos se han visto afectados por la inundación parcial habida en la Biblioteca Suecana durante la madrugada del pasado martes al miércoles. Un fallo en el sistema del aire acondicionado transformó su propio circuito de agua en una fuente sin control. Desde el techo de la segunda planta de la casa de Pascual Fos, edificio modernista construido a finales del siglo XIX y que está unido, en su parte trasera, a la vivienda en la que vivió el ensayista Joan Fuster, el agua cayó a chorro hasta que a primeras horas de la mañana, los trabajadores de la casa de Fuster detectaron la fuga en el patio. Conocida la inundación, se procedió al corte del suministro, achicar el agua y a sacar al patio los libros y documentos afectados. Al mediodía de ayer todavía goteaba en determinados puntos de la planta baja. En una estimación de urgencia, el daño causado en la biblioteca, espacio dedicado a autores locales y documentos de interés local, se centra en cajas de volúmenes donados que todavía no habían podido ser ubicados en la Biblioteca Municipal por falta de espacio, y algunos expedientes de la postguerra recuperados de los juzgados de Sueca. De la misma manera también se mojaron documentos de interés, si bien se desconocen detalles y su alcance.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de agosto de 2006