Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los concejales de Seguridad y Sanidad de Torrevieja, citados hoy como imputados en el caso de las torturas

Pedro Valero e Hipólito Caro, concejales de Seguridad y Sanidad del Ayuntamiento de Torrevieja (Alicante), en manos del PP, comparecen hoy como imputados en el juzgado de Instrucción número 2 de ese municipio para declarar sobre las presuntas torturas a detenidos por agentes de la Policía Local. Caro, médico de profesión, pudo falsificar partes de lesiones de agentes y presuntos torturados, según fuentes de la investigación, mientras que Valero es el responsable político del cuerpo. Los dos ediles, el jefe de la policía y otros 11 agentes se encuentran imputados por lesiones, omisión del deber de denunciar delitos, falsedad documental y contra la administración pública.

Ambos ediles han sido citados a declarar ante la juez como imputados, y acudirán al juzgado con su abogado y el de los demás imputados, José Luis Zambudio. Hipólito Caro era el coordinador del centro de salud de Torrevieja hasta que, hace dos meses, la Generalitat Valenciana lo nombró responsable del Área de Salud 22, que engloba esa ciudad y otros cinco municipios del sur de Alicante. La Guardia Civil lo acusa de amañar partes médicos de policías que presuntamente participaron en las torturas, así como de algunos detenidos, con el fin de alterar pruebas.

Valero está imputado por omisión del deber de denunciar delitos, según fuentes del caso. El edil de Seguridad, que tiene su despacho oficial en la comisaría de Policía Local, no habría denunciado las presuntas torturas, a pesar de saber que se produjeron.

La oposición municipal lo acusa además de prorrogar ilegalmente contratos a varios policías interinos, entre ellos la sobrina de su antecesor en el cargo y actual concejal de Infraestructuras, Eduardo Gil Rebollo, en contra de los informes de la secretaria municipal, que advirtió de que, de hacerlo, incurriría en prevaricación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de agosto de 2006