Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Superhéroes en el lado oscuro

Ácratas, neuróticos y dispuestos a jugar sucio. Tres requisitos para triunfar en la pantalla. Batman, Spiderman y Lobezno así lo demuestran. Una avalancha de películas mostrará sus hazañas en los próximos meses. Por

Spiderman se enfrenta a tres de sus enemigos más mortíferos, El Hombre de Arena, Hobgoblin y Venom, en Spider-Man 3, que se estrenará el 4 de mayo de 2007. El muchacho asumió la responsabilidad de ser un héroe en la primera parte y superó la crisis de identidad de la segunda, pero ahora hace frente a un enemigo inasible, el mal que anida en su interior. Enfundado en unas nuevas mallas negras que le dan bastantes problemas, el actor Tobey Maguire se adentra en el lado oscuro del enmascarado más colgado de Manhattan.

El superhéroe, si malo, dos veces bueno. El mejor, el que no tiene escrúpulos, el que tiene un lado ácrata, incontrolable, capaz de subvertir las normas para aplastar a los malos. Es el ídolo de la generación Grand Theft Auto , tal como la ha bautizado la revista Variety, tomando el nombre de un popular y violento videojuego. En definitiva, se trata de unos jóvenes acostumbrados a modos expeditivos.

Superman es de otra liga. ¿Alguien se lo imagina jugando sucio? Ésta es la característica común que une al batallón de superhéroes que asaltará la gran pantalla en los próximos meses. Algunos serán casi seguro exitazos, como The Dark Knight, la esperadísima secuela del Batman de Christopher Nolan, y las segundas partes de Sin City y Hellboy. También se preparan Watchmen, uno de los mejores cómics; Lobezno y Magneto, los spin off de X-Men, y la continuación de Los cuatro fantásticos. Este revival quizá no sea casualidad. La generación que creció leyendo los tebeos de enmascarados son ahora adultos con nostalgia y poder adquisitivo a partes iguales.

Para saber cuándo se convirtieron los superhéroes en cine hiperrentable, hay que fijarse en el Batman de Tim Burton. No sólo indicó a los productores dónde podían invertir, sino que también estableció cómo debía ser el superhéroe del nuevo siglo: un tipo con una personalidad más compleja que el cubo de Rubik, no demasiado estable mentalmente y que asumía sus poderes como una condena. Burton recogió el trabajo de los dos mayores revolucionarios del comic-book: Frank Miller -que rehízo de cero al hombre murciélago en El señor de la noche y Batman año uno-, y Alan Moore (V de vendetta), que lo acabó de perfilar en La broma asesina, donde dejó claro que alguien que se calza unas mallas para perseguir maleantes no debe de estar muy bien de la cabeza. El efecto Burton llega hasta hoy. Incluso la última adaptación de Superman, héroe íntegro por excelencia, ha mostrado a un hombre taciturno y melancólico.

Uno que vive directamente en el infierno es Ghost Rider, un esqueleto llameante embutido en cuero negro que cabalga una Chopper diabólica. Es un personaje menor de la editorial Marvel, pero en pantalla queda espectacular (detalles en youtube.com). Nicolas Cage interpretará al motorista acróbata que llegará a las pantallas el 16 de febrero de 2007.

Spider-Man 3 irrumpirá en las taquillas como una apisonadora. Bombazo: tres de los malvados más insidiosos atacan al lanzarredes. Venom es un traje alienígena con vida propia que se adapta a su cuerpo como una segunda piel. Pero resulta ser un parásito y el joven lo rechaza. El extraterrestre, que tiene su orgullo, jura que matará a Spidey y ocupa el cuerpo de otro. La cosa empeora cuando entra en escena El Hombre de Arena, de facultades obvias, y Hobgoblin, una especie de Halloween volador tras cuya risa diabólica se oculta el mejor amigo de Parker e hijo del Duende Verde que murió en la primera parte a manos de Spiderman. Además Parker tiene que defender a una nueva chica, Gwen Stacy (Bryce Dallas Howard). Sam Raimi, el director que convirtió Spider-Man en un éxito de masas, vuelve a orquestar la función, de nuevo con Kirsten Dunst y James Franco en el reparto.

Los cuatro fantásticos, otra franquicia muy rentable de la Marvel (329 millones de dólares en todo el mundo; 257 millones de euros), también vuelve a la pantalla, a pesar de la falta de recursos del director, Tim Story. Esta vez se les añade Silver Surfer, un extraterrestre cromado que viaja en tabla de surf, uno de los personajes más poderosos del universo Marvel. Estreno: 15 de junio de 2007. Repiten Ioan Gruffudd, Chris Evans, Jessica Alba y Julian McMahon como el Doctor Muerte.

La confirmación del género como una mina casi inagotable llegó con X-Men en 2000, y con Spider-Man en 2002. Demostraron que se pueden contar historias de superhéroes con convicción y al mismo tiempo hacer saltar las taquillas. La dos cintas de Spiderman ya han recaudado 1.605 millones de dólares en todo el mundo (1.258 millones de euros), y las tres de X-Men, 1.143 millones de dólares (896 millones de euros), según www.the-numbers.com.

Batman llegará en 2008. The Dark Knight revelará el primer encuentro entre Batman y su némesis, The Joker. El encargado de sonreír como un demente será Heath Ledger, el vaquero sensible de Brokeback mountain. Otros rumores aseguran que también podrían aparecer El Pingüino (se ha mencionado el nombre de Philip Seymour Hoffman), que ahora sería un traficante de armas británico, y Dos Caras, el abogado esquizofrénico. Vuelve Christian Bale con su cara afilada de esnob cínico. Le acompañarán Michael Caine y Gary Oldman. Estrenada en 2005, la cinta ya ha recaudado 205 millones de dólares (160 millones de euros).

Los brutales habitantes de Sin City regresan por una mujer. Robert Rodríguez vuelve con su ficción neo-noir (blanco y negro riguroso y voz en off marlowiana) en A dame to kill for (Una mujer por la que mataría), basada en la obra de Frank Miller. La femme fatale será Angelina Jolie. Su maternidad ha obligado a retrasar el rodaje, según ha declarado la actriz Rosario Dawson en Internet. Rodríguez está decidido a contar con la mujer de Pitt cueste lo que cueste. Se reincorporan Mickey Rourke, Clive Owen, Jessica Alba, Michael Madsen y Rosario Dawson. Rodríguez y Miller co-dirigirán la cinta. El rodaje comenzará en 2007.

Guillermo del Toro, otro director geek (devorador de tebeos y de ciencia-ficción), convocará de nuevo al diablillo colorado Hellboy. Tras luchar contra Rasputín y un puñado de nazis en la primera parte, el arma secreta de la Agencia de Defensa y Protección Paranormal repartirá mamporros contra un pandemónium de criaturas de The golden army. Ron Perlman, que parece nacido para el papel, se lima los cuernos una vez más junto a sus colegas Selma Blair, una telépata incendiaria, y Doug Jones, un genio anfibio. El creador del personaje, Mike Mignola, escribe el guión junto a Del Toro. El rodaje empezará en abril de 2007.

Los mutantes de X-Men también dan para mucho. Además de tres largos han alumbrado dos proyectos derivados. Wolverine (Lobezno) revela el pasado del malcarado de las garras retráctiles. Sólo unos pocos conocen cómo consiguió su esqueleto irrompible y menos aún que luchó en la Guerra Civil española. Hugh Jackman, que lo ha interpretado en X-Men, produce y protagoniza un relato sobre el origen del mutante. David Benioff (Troya) está escribiendo el guión.

Los superhéroes son un filón casi inagotable. Su excelente acogida ha animado a echar mano de personajes que nunca han sido llevados a la gran pantalla o que habían tenido poco éxito. Uno de los proyectos más esperados que lleva años vagando por los despachos es Watchmen, un viaje impenitente a la mente del superhéroe. Tras ser acariciado por directores personalísimos como Terry Gilliam o Paul Greengrass, el proyecto se lo ha llevado el semidesconocido Zack Snyder (Amanecer de los muertos).

La propia Marvel Entertainment, con el productor Avi Arad a la cabeza, ha decidido convertirse en productora y filmar las aventuras de Iron man (El hombre de hierro). El director, que también escribe el guión, ya ha anunciado que prefiere un actor desconocido para interpretarlo.

La industria también se ha fijado David S. Goyer, un guionista con mucha maña para adaptar tebeos. Escribió un Blade muy decente y dirigió Blade Trinity. En Batman begins ha pergeñado un hombre murciélago a la altura del de Tim Burton, convincente y efectivo. Además del argumento de The Dark Knight, Goyer, lector en serie de cómics, tiene en la agenda los guiones de The Flash, el hombre más rápido de la tierra, Thor, el dios del trueno escandinavo, para 2006, y Capitán América, símbolo cien por cien americano, para 2009. Los superhéroes rebeldes han asaltado la gran pantalla y la han convertido en su feudo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de agosto de 2006