Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón investiga si la mafia ucrania sobornó a cargos locales españoles

El juez examina el patrimonio de un ex presidente de diputación de CiU y un edil del PA

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y la Fiscalía Anticorrupción investigan si determinados cargos locales españoles -el ex presidente de la Diputación de Tarragona Josep Mariné (CiU) y el concejal de Urbanismo de Vera (Almería) Francisco Vázquez Soler (Partido Andalucista), entre otros- recibieron sobornos de la presunta red mafiosa ucrania desarticulada en junio de 2005 en la operación Mármol Rojo para favorecer sus inversiones inmobiliarias. Los imputados ya han negado al juez tales acusaciones, pero se sigue rastreando su patrimonio.

En el ordenador del presunto testaferro de la mafia ucrania, Antonio Alonso, se hallaron inquietantes anotaciones: "Si se obtiene el 0,50 [de edificabilidad] que dice el Ayuntamiento se le dará a Paco Vázquez 25 M. para él y 15 M. para el partido" [presumiblemente, millones de pesetas]. La investigación determinó que Vázquez era Francisco Vázquez Soler, concejal de Urbanismo de Vera (Almería) por el Partido Andalucista. Otro archivo informático intervenido a Alonso habla de citas en un hotel con dicho edil y de pagos de 100.000 euros a su favor, con detalle de que el precio fue "pactado" con su jefe político.

Otros documentos apuntan a la presunta mediación en favor de esta trama de José Mariné i Grau, presidente de la Diputación de Tarragona por CiU entre 1993 y 2003 y actual alcalde de L'Alforja (Tarragona).

Alonso recibió un fax en 2003 que decía lo siguiente: "En Mojácar te pedí que, a través de Mariné, nos echases una mano para que el Ayuntamiento aprobase la modificación puntual del Plan General para podernos otorgar licencia de obras. Me dijiste que no me preocupase, que irías a comer con el alcalde y quedaría todo solucionado". Este documento, según un informe de la Guardia Civil, "podría ser un indicio de la relación o actuación de Mariné, vinculado con el grupo a través de éste y otros indicios que se obtienen en la investigación".

También se intervino un fax de Sandhaven Consultancy (Holanda), empresa vinculada a esta trama, dirigido a la Diputación Provincial de Tarragona a la atención de Mariné.

"A través de dicho documento comunican que están a la espera de una respuesta en relación con un terreno localizado en Sabinosa Beach [Tarragona]", señala el informe de la Guardia Civil, "En la investigación han aparecido otros datos en los que se aprecian indicios de actuaciones, reuniones o supuestos pagos de comisiones en relación con personas vinculadas a los ayuntamientos de ciertas localidades de Almería donde se han comprado fincas, recalificado o construido para acometer las obras del grupo", agrega.

Tanto Vázquez como Mariné han comparecido ante el juez en condición de imputados y han negado los hechos. El letrado del edil de Vera defiende su inocencia. "No hay ningún nexo ni pago de los ucranios con mi cliente", asegura. Mariné niega que mediara para la trama -"no conozco a nadie en Mojácar", alega- ni tampoco recuerda el fax dirigido a su atención: "Mucha gente pidió la parcela que poseía en Sabinosa la Diputación, pero no la vendí".

Mariné asegura que ya aclaró al juez el viaje que realizó a Ucrania con un grupo de empresarios por mediación de Alonso.

Sin embargo, se está realizando un exhaustivo análisis patrimonial de los dos políticos para comprobar si tuvieron ingresos o incrementos injustificados. También se investiga si se produjeron donativos en favor del Ayuntamiento de L'Ametlla (Tarragona), donde la trama construyó 80 chalés de lujo.

Los contactos con políticos no son una novedad para la mafia ucrania. El ex ministro de Industria y posteriormente viceprimer ministro ucranio Vitaly Gayduk figuraba como administrador de una inmobiliaria en Reus, Suvadiva Mar, cuya gestión asumía Volodimyr Yaskovets, uno de los miembros más activos de esta trama en España.

Yaskovets también manejaba Lot Amella, una inmobiliaria de Leonid Vulf, preso en Israel por sus crímenes en Ucrania. Yaskovets, Vulf y Alonso constituían el núcleo de esta organización. La Guardia Civil acreditó encuentros de estos capos en 1999 en Tel Aviv, Viena y Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de agosto de 2006