Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entre 80.000 y 90.000 de tropa

El anteproyecto de Ley de la Carrera Militar adapta las plantillas de las Fuerzas Armadas a sus efectivos reales. Frente a los 150.000 a 168.000 efectivos previstos en la ley del Régimen de las Fuerzas Armadas de 1999, que de hecho nunca llegaron a alcanzarse, el nuevo texto incluye una horquilla de 130.000 a 140.000 efectivos.

La mayor reducción se da en el número de soldados y marineros, que pasa de 102.000-120.000 a 80.000-90.000. El límite inferior de la nueva horquilla está muy próximo a los efectivos de tropa y marinería con que cuentan los ejércitos: 76.400 el pasado mes de julio.

Pese a la reducción de la cifra de soldados y marineros, el número de cuadros de mando (oficiales y suboficiales) no disminuye, sino que aumenta. Pasan de 48.000 a 50.000.

En teoría, la proporción de suboficiales debe crecer en detrimento de la de oficiales, aunque el anteproyecto de ley no lo especifica.

Lo que sí detalla es el recorte de la plantilla de oficiales generales (generales de brigada, división y tenientes generales, así como almirantes, contraalmirantes y vicealmirantes), que pasa de 265 a 200.

La aplicación de esta reducción plantea, sin embargo, incógnitas. En la actual plantilla de generales se incluyen no sólo los destinados en los ejércitos, sino también los que están en organismos internacionales. Estos últimos, cuyo número es variable, quedan fuera del límite, por lo que éste puede incrementarse en un 20%.

Este asunto, igual que el reparto del recorte entre los diferentes empleos de general, es aún objeto de debate entre el Ministerio de Defensa y los ejércitos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de agosto de 2006