Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alto el fuego en Oriente Próximo

Londres investiga si la milicia chií usa material militar británico

El Ministerio de Asuntos Exteriores británico investiga la procedencia de unos sistemas de visión nocturna, aparentemente británicos, que tropas israelíes aseguran haber descubierto en el sur de Líbano. De acuerdo con las Fuerzas de Defensa de Israel, dichos dispositivos son de fabricación británica y fueron utilizados por los milicianos de Hezbolá en la guerra que concluyó con un frágil alto el fuego, la semana pasada.

El Foreign Office confirmó ayer que hay una investigación en marcha para aclarar las sospechas de Israel. "Nos han confirmado que encontraron algunos equipamientos de visión nocturna, que creen que son británicos, en el sur de Líbano. Hemos pedido más detalles del dispositivo para investigar si realmente son británicos y, si así es el caso, para descubrir quién los fabricó y a quién los vendió", dijo el portavoz ministerial.

De acuerdo con el diario The Times, los sistemas de visión nocturna llevan el sello característico de "made in Britain" (fabricado en Gran Bretaña) y fueron recuperados de posiciones controladas por Hezbolá en el sur de Líbano. Los mandos militares israelíes sospechan que fue Irán quien proporcionó dichos equipos a la milicia islamista.

El Gobierno británico dio en 2003 permiso de exportación a Irán de un total de 250 sistemas de visión nocturna. Estos equipos estaban destinados a las fuerzas de seguridad del país, para llevar a cabo investigaciones de control del tráfico de heroína y opio desde Afganistán. No se creyó entonces que pudieran ser desviados a operaciones bélicas en la conflictiva región. El Foreign Office indicó ayer que, de momento, no hay indicios que relacionen los dispositivos descubiertos por Israel con la partida que se vendió legalmente a Irán. Reino Unido mantiene en pie el embargo de exportaciones de material militar a Irán por su programa de enriquecimiento de uranio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de agosto de 2006