Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'La guerra de los mundos' de Verdi del Mig gana el concurso de decoraciones de Gràcia

La lluvia que cayó durante la entrega de galardones no aguó la ilusión de los vecinos

Los espectaculares marcianos de Verdi del Mig obtuvieron ayer el primer premio en el concurso de decorados callejeros de la fiesta mayor de Gràcia. Sus creadores tuvieron que conformarse el año pasado con el cuarto puesto, pero en esta edición han vuelto a recuperar el trono. El decorado vencedor, que engalana el tramo de la calle de Verdi entre las de Robí y Providència, es una sorprendente recreación de La guerra de los mundos, la novela de ciencia-ficción de H. G. Wells. Aunque la lluvia no faltó en la entrega de galardones, el ánimo festivo de los vecinos no decayó.

Las lluvias caídas en Barcelona causaron muchos desperfectos en los decorados de las calles de Gràcia, pero el jurado del concurso había pasado revista con anterioridad. Sólo se canceló el premio a la mejor iluminación, porque la humedad ha impedido que los adornos luzcan como de costumbre en todo su esplendor.

El premio de honor se lo llevó un clásico de la fiesta mayor de Gràcia: Verdi del Mig. Este tramo de calle siempre figura entre los primeros cinco puestos del palmarés. En esta ocasión, ganó gracias a unos espectaculares marcianos que descubren placeres tan terrenales (y catalanes) como la coca de piñones y el cava. Los vecinos de Verdi del Mig llevaban trabajando en el decorado desde Semana Santa, aunque con el primer premio dan por bueno cualquier esfuerzo.

En segundo lugar quedó la calle de Tordera, cuya decoración fue destrozada el año pasado por unos vándalos que se colgaron de los adornos. Por eso, en esta edición reforzaron el techo que cubre el precioso engranaje del reloj que engalana su calle. Acabadas las fiestas, la portalada de esta decoración se expondrá en el mercado graciense de L'Abaceria. Los artesanos que lo crearon sabían que competir con Verdi del Mig era muy duro. "Nuestro reloj sólo tiene un color, mientras que su decorado es más vistoso", reconocía una vecina de la calle de Tordera. Asimismo, los oníricos adornos que evocan un poético viaje a Ítaca en la calle de Joan Blanques, en el tramo comprendido entre las de Encarnació i Congost, consiguieron el tercer premio. Los ganadores celebraron a lo grande la victoria, aunque no tardarán mucho tiempo en ponerse a pensar en los decorados de la próxima edición.

Pareo y políticos

En la entrega de galardones, presidida por el alcalde de Barcelona, Joan Clos, se notó la cercanía de las elecciones autonómicas. Entre otros políticos, acudieron Antoni Duran Lleida y Josep Lluís Carod Rovira. El más silbado fue el presidente del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, que recibió los abucheos con una sonrisa.

Anécdotas divertidas hubo muchas. Por ejemplo, uno de los vecinos subió a recoger su diploma de manos del alcalde con un único atavío: un pareo. "¡Pero dónde se ha visto eso!", exclamó alarmada una mujer del público. Otros recibieron el gesto con carcajadas. Los largos parlamentos de los políticos provocaron cierta irritación entre los asistentes, que temían mojarse más de lo necesario.

La gala de los premios, celebrada en la plaza de Rius i Taulet, se desarrolló apresuradamente por una llovizna que acabó en chaparrón una vez entregados todos los galardones. El ambiente, no obstante, era festivo y se incrementará este fin de semana, cuando la fiesta mayor de Gràcia suele masificarse. Al menos, si el buen tiempo lo permite. Para facilitar la evacuación del barrio, el metro abrirá toda la noche de hoy y de mañana. El servicio en los tramos del metro afectados por las obras correrá a cargo de una flota de autobuses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de agosto de 2006