Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mittal compra parte de Arcelor a través de una sociedad canaria por razones fiscales

La pequeña sociedad Ispat International se hace con un 12,5% del grupo siderúrgico

Una pequeña sociedad sin empleados con domicilio en la oficina 307 del número 4 de la calle de Emilio Castelar, en Las Palmas de Gran Canaria, se ha convertido en titular del 12,5% del capital de Arcelor, la gran siderúrgica europea que está siendo absorbida por Mittal Steel. Lakshmi Mittal, el accionista de control del grupo, canaliza parte de sus inversiones a través de la sociedad canaria Ispat International Investments para beneficiarse del privilegiado régimen fiscal de las entidades de tenencia de valores extranjeros (ETVE), una figura que ha atraído a otras muchas multinacionales.

Una reforma del impuesto de sociedades que entró en vigor en 1997 convirtió a España en una especie de paraíso fiscal respetable para que las grandes multinacionales canalizasen sus inversiones en el exterior. Ese régimen ha atraído inversiones extranjeras por importe de 79.347 millones de euros hasta el cierre de 2005, según los datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Uno de los que ha utilizado como vehículo de inversión una ETVE ha sido el multimillonario indio Lakshmi Mittal. Los abogados de la siderúrgica que preside comunicaron anteayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores y a los supervisores de los otros mercados donde cotiza Arcelor que Mittal Steel cuenta ya con una participación del 91,97% de la siderúrgica.

En esa notificación precisaban también que la firma canaria Ispat International Investments ha pasado a ostentar de modo indirecto un 12,52% de Arcelor, debido a que el empresario canaliza parte de su inversión en Mittal Steel a través de dicha firma.

Ispat International Investments, la sociedad controlada por Mittal que ahora se ha convertido en accionista de Arcelor, se acogió al régimen de las ETVE a finales de 1997. La firma logró en 2004 (últimas cuentas publicadas) un beneficio de 32 millones de euros que quedó libre de tributación. Su accionista único es el propio Lakshmi Mittal, que toma las decisiones desde Londres y que tiene en Las Palmas a tres administradores como representantes. La sociedad, que no cuenta con ningún empleado, ha sido objeto de una inspección fiscal por si hubiera abusado de su ventajoso régimen fiscal.

Ispat, que significa acero en sánscrito, es el grupo original que dio lugar en 2004 a Mittal Steel. La ETVE canaria controlada por Mittal llegó a poseer el 77% del Grupo Ispat.

Las entidades de tenencia de valores extranjeros gozan de un régimen de exenciones y deducciones por sus inversiones en el exterior que en la práctica las exime casi por completo de tributar.

Vodafone y Hewlett-Packard

Las empresas españolas han usado ese vehículo en numerosas ocasiones para ahorrar impuestos en relación con sus inversiones en el exterior. Además, en la segunda mitad de la década de los noventa, el Gobierno del Partido Popular trató de atraer a multinacionales para que canalizasen sus inversiones a través de España.

El régimen español es uno de los más favorables del mundo para radicar holdings destinados a la gestión de valores, en competencia con sociedades privilegiadas fiscalmente de otros países como Holanda o Luxemburgo. Esas sociedades han acaparado buena parte de las inversiones extranjeras en España en los últimos años, si bien su carácter no es productivo.

Vodafone, Hewlett-Packard, Compaq, General Mills, American Express o Eli Lilly son sólo algunas de las decenas de compañías internacionales que han optado por canalizar sus inversiones a través de España.

En ocasiones se produce una auténtica maraña de relaciones entre sociedades domiciliadas en diferentes países con ventajas fiscales. Así, la española Vodafone Holdings Europe, SL, con unos fondos propios de 11.333 millones de euros, tiene como accionistas a una sociedad luxemburguesa y dos holandesas, y es a su vez dueña de otra sociedad holding holandesa, Vodafone Holdings Europe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de agosto de 2006