Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Costas limita las barbacoas del Carranza a la playa de La Victoria

La oficina de la Demarcación de Costas en Cádiz ha limitado a la playa de La Victoria la celebración de las barbacoas del Carranza, la celebración popular que se traslada a la arena tras la final del trofeo de fútbol gaditano.

El técnico superior de Costas, José Luis Reyes, aseguró que su departamento ha dado instrucciones al Ayuntamiento para que la fiesta quede acotada este año a la mencionada playa por entender que es su escenario "tradicional", aunque en los últimos años se haya expandido al resto del litoral de la ciudad.

Reyes advirtió de que Costas, en colaboración con las fuerzas de orden público, pondrá en marcha un dispositivo de control y aseguró que la concentración de público en los lugares no autorizado "puede acarrear sanciones económicas".

Las barbacoas se celebrarán en la madrugada del sábado al domingo de la semana próxima. Según el Ayuntamiento, unas 250.000 personas participaron el pasado año en las barbacoas, que se extendieron por las playas de La Victoria, Santa María, La Caleta y Cortadura.

La limitación, según Reyes, responde al deterioro del litoral y a la queja de "muchos usuarios de las playas" que, en los días posteriores a las barbacoas, no pueden disfrutarlas con normalidad por la concentración de basuras.

Reyes anunció que también ha dado instrucciones al Ayuntamiento de Cádiz para que evite las parcelaciones, las cinta adhesivas o cordeles con los que los participantes en las barbacoas se apropian durante esa noche de una zona. Reyes explicó que esta práctica "es contraria a la ley y perjudica al resto del público". El portavoz admitió la dificultad de imponer esta norma, pero pidió que sean "minimizadas lo máximo posible"

Además, Costas ha pedido al Ayuntamiento de Cádiz que "garantice la limpieza de la playa, tanto de la arena como de las aguas".

Según Reyes, la Administración "no pretende restringir, sino garantizar los usos generales de la playa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de agosto de 2006