_
_
_
_

Torres de silencio ante Mariona

Las agrupaciones castelleres formaron frente a la basílica de Santa Maria, en Mataró (Barcelona), el sábado a la salida del féretro de Mariona. Y lo hicieron construyendo pilares de cuatro (torres de cuatro pisos con una sola persona por planta). En silencio, sin el sonido habitual de la gralla (chirimía) que acompaña a estas formaciones. Era el modo de expresar el luto y el dolor en la despedida de la muchacha.

Éstas fueron las únicas torres humanas construidas en Cataluña durante el fin de semana. Veinticuatro horas antes, al conocerse la noticia del fallecimiento de la castellera, se decidió suprimir las fiestas previstas.

El mundo de los castells tiene unos 200 años de vida. Las agrupaciones más antiguas son las de Valls (Tarragona) y celebraron su 200º aniversario en el año 2001, aunque en realidad en estos dos siglos han cambiado algunas veces de nombre.

Desde Valls y a través del Penedès, las agrupaciones fueron creciendo, con un periodo especialmente brillante casi coincidente con los años de la II República Española.

Durante la transición, el fenómeno se generaliza y salta de Valls, Tarragona y el Penedès a las poblaciones del área metropolitana de Barcelona. Actualmente hay una multitud de colles en toda Cataluña. Las más importantes, por el tipo de construcciones que son capaces de lograr y por la cantidad de personas que movilizan, son las dos de Valls, denominadas Jove y Vella (Joven y Vieja), la de Vilafranca y la de Terrassa. Esta última ha sido, además, especialmente determinante en las transformaciones vividas en el sector en los últimos años, ya que no ha temido las innovaciones.

Una de las personas que han estudiado este mundo es el ex primer consejero del Gobierno catalán Josep Bargalló, de ERC. En su opinión, la eclosión de colles en las localidades metropolitanas se explica como un elemento de cohesión e identificación. Bargalló no duda en vincular la eclosión castellera a la implantación del asociacionismo urbano moderno.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_