_
_
_
_
Quinto incendio en Girona

El incendio provoca el cierre de la autopista AP-7 entre La Jonquera y Figueres

El incendio declarado ayer en Capmany se originó junto a la carretera. Precisamente por eso, provocó importantes alteraciones en el tráfico. Desde primera hora de la tarde, la autopista AP-7 permaneció cortada en ambos sentidos en el tramo, de más de 20 kilómetros, entre La Jonquera y Figueres Sur. La interrupción de la circulación provocó un importante caos circulatorio en una de las principales arterias de comunicación norte-sur de Cataluña.

Hacia las 20.15 horas, la Generalitat decidió reabrir parcialmente la autopista en dirección al norte. Con la medida se pretendía desalojar a los coches que habían quedado retenidos y aliviar el colapso circulatorio. La consejera de Interior, Montserrat Tura, explicó que se trataba sólo de una apertura "técnica" y únicamente para vehículos particulares. A los camiones se les vetó la circulación a lo largo de toda la AP-7, entre Alcanar (Montsià) y La Jonquera.

Más información
El fuego se ceba de nuevo en el Empordà

El fuego también obligó a cortar diversos tramos de la N-II. A las 18.30 horas se registraron colas de hasta nueve kilómetros en esta carretera a la altura de Vilamalla. En algunos puntos de carreteras secundarias -por ejemplo, la GI-602- se optó igualmente por prohibir el paso de los vehículos.

La frontera con Francia permaneció cerrada en La Jonquera. El director del Servicio Catalán de Tráfico, Rafael Olmos, recomendó a los conductores que retrasen sus salidas al país vecinos y que, en casos de absoluta necesidad, utilicen la carretera N-260 a través de Portbou, donde ayer por la tarde ya se estaban produciendo retenciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_