Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La denuncia de propietarios de suelo pone en peligro la venta de terrenos de Terra Mítica

El TSJ admite dos recursos presentados por un particular y una empresa contra la subasta

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha admitido dos recursos contenciosos administrativos presentados por una mercantil y un particular, antiguos propietarios de los terrenos de Benidorm en los que se construyó Terra Mítica. En ambos casos pretenden hacer valer sus derechos de reversión como antiguos propietarios y cuestionan el proceso seguido por el parque para salir de la suspensión de pagos, consistente en un convenio firmado por los acreedores y la subasta de una parcela de 216.000 metros cuadrados, que culminó el pasado 26 de julio.

La mercantil El Moralet S.A. y José Juan Server Gallego, a título personal, presentaron sendos recursos contra la decisión de la Consejería de Territorio y Vivienda de modificar el Plan Especial Director de Usos e Infraestructuras que permite construir hoteles y apartamentos en unos terrenos que les fueron expropiados en 1998 para la construcción de un complejo de ocio.

El Ayuntamiento de Benidorm, gobernado por el PP, se opuso en octubre de 2005 a la modificación de usos. El PSPV apoyó en aquella ocasión al PP, que presentó un informe técnico y otro jurídico que desaconsejaba el cambio de usos, alegando múltiples motivos entre los que figuraba que "la implantación ex novo de un uso lucrativo y el incremento de la intensidad edificatoria podrían justificar el derecho de reversión". El entonces alcalde de Benidorm, Vicente Pérez Devesa defendió el derecho de los antiguos propietarios. Pese a ello, el entonces consejero de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco, dio luz verde en el mismo mes de octubre bajo la amenaza del edil de Urbanismo de Benidorm, Manuel Agüera, de no otorgar ninguna licencia de obra. El Ayuntamiento utilizó el veto para retrasar los planes de Camps y forzar la búsqueda de otra solución.

El actual portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, desbloqueó la crisis en una reunión celebrada el 2 de mayo en la que convenció al nuevo primer edil, Manuel Pérez Fenoll, para cambiar la postura del partido. Zaplana ganó además un pulso a Camps, que pretendía vender en cinco lotes la parcela, al pactar con el alcalde de Benidorm que un solo promotor pudiera quedarse con todo el lote, tal y como ha hecho Enrique Ortiz. Pérez Fenoll ha tenido problemas en el propio grupo municipal para sacar adelante la propuesta, ya que los ediles más fieles a su antecesor, Pérez Devesa, se han mostrado contrarios a permitir la venta y han apoyado a los dueños primitivos de los terrenos. Finalmente el alcalde hizo uso de un mecanismo que evitó que la propuesta pasara por pleno y se escenificara la fractura, y firmó un decreto denominado "certificado de innecesariedad de licencia de segregación".

Expropiaciones, en tela de juicio

La Sociedad Parque Temático de Alicante abonó 17,6 millones de euros en expropiaciones en 1997 para hacerse con los 10 millones de metros cuadrados propiedad del complejo. El 70% de los afectados por el expediente de expropiaciones (37 en Benidorm y 12 en Finestrat) se conformó con la valoración. El resto no, y el Tribunal Superior de Justicia les dio la razón cinco años más tarde, por lo que la SPTA ha tenido que abonar una nueva cantidad. Algunos afectados anunciaron tras conocer el cambio de usos propuestos por el Consell la intención de asociarse para pedir de forma conjunta la reversión, al considerar que cobraron una cantidad menor por la expropiación, y ahora sus tierras, en un enclave privilegiado, se han visto revalorizadas para salvar al parque construyendo edificios.

Terra Mítica se construyó sobre una zona de bosque próxima a Serra Cortina que fue calcinada por un incendio en la etapa en la que Eduardo Zaplana era alcalde de Benidorm.

Gerardo Camps, consejero de Economía alardeó de la buena relación con los propietarios -"se ha contactado con ellos"-, por lo que se mostró tranquilo. "Ya se han dado casos por los que el Tribunal Supremo ha elevado el justiprecio por el que se le compró, y no ha habido ningún problema, se les abonó y punto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de agosto de 2006

Más información