Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Año y medio sin 'Peineta'

IU reclama la inmediata apertura del estadio olímpico, cerrado desde finales de 2004

Un día después de que el pleno municipal aprobará los estatutos de la Fundación Madrid 2016, Inés Sabanés, portavoz del IU, se marchó ayer a la Peineta -que está llamado a ser el estadio olímpico- para hacer una denuncia: "Una ciudad que aspira a ser olímpica, que cuenta con un importante déficit de instalaciones deportivas y cuyo distrito de San Blas, en el que está ubicado el estadio, tiene más de 151.000 habitantes y un solo polideportivo municipal, no puede ni debe permitirse el lujo de tener inutilizado un espacio de estas características", afirmó Sabanés.

La Peineta permanece cerrada desde finales de 2004, cuando se presentó un proyecto de remodelación para transformar la instalación en estadio olímpico o en campo de fútbol, según cual fuera el destino de la ciudad en sus aspiraciones a organizar los Juegos. Pero un año después de que se decidiera que Londres será la sede olímpica en 2012, la Peineta sigue cerrada. El Ayuntamiento mantiene negociaciones con el Atlético de Madrid para que el equipo rojiblanco abandone el Vicente Calderón y se traslade al nuevo estadio.

La instalación debe ser reformada para albergar un campo de fútbol

Sabanés exige que con "carácter urgente" se abran las puertas de la Peineta "Es necesario que los más de 37.000 metros cuadrados destinados a la zona de área de servicios, donde están ubicadas instalaciones equipadas para la práctica de diversas actividades deportivas, sean utilizados por todos los madrileños. Es un equipamiento público en el que se ha invertido mucho dinero", dijo.

La portavoz de IU advirtió del deterioro que ha sufrido el recinto en este año y medio. Recordó que en 2003 el número de usuarios ascendía a 600.000 personas, y que el número de socios superaba los 2.500.

El estadio de la Peineta cuenta con una pista de atletismo, un campo de hierba y otra pista de calentamiento. El centro deportivo dispone de ocho pistas de squash, una sala de musculación, otra cardiovascular, tres de fitness y aerobic, y un área termal con saunas, jacuzzis y pileta de agua fría. Todas estas instalaciones se completan con una sala de artes marciales y un centro de medicina deportiva.

En una de las salas está, además, guardada la madera de iroco que recubría la pista del velódromo de Carabanchel. Sabanés señaló que sabía que esta pista se había desmantelado, pero que desconocía dónde se guardaba el material. En la actualidad, el velódromo de Carabanchel también está cerrado.

La única actividad que hay en este momento junto al estadio de la Peineta son las obras de construcción del Centro Acuático, que está previsto concluyan en un año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de julio de 2006