Fallece en Ermua un hombre de 68 años al explotarle un cohete de fiestas

Era el encargado de anunciar los festejos desde hace 40 años

Un vecino de Ermua de 68 años falleció ayer al mediodía tras explotarle un cohete pirotécnico durante las fiestas de municipio. La víctima era, según el Ayuntamiento, el encargado de lanzar los cohetes que anuncian los distintos festejos desde hace más de 40 años. El fallecido, al parecer, estaba a punto de anunciar una competición de deporte rural cuando un artefacto le explotó a la altura del tórax y le causó la muerte.

El Ayuntamiento continuará con las fiestas porque "eran parte de la vida de Karmani"

Jesús María Zanguitu, más conocido como Karmani, llevaba casi toda su vida ocupándose de llamar a los distintos eventos de las fiestas de Ermua con el disparo de cohetes. Daba igual que fuesen los pasacalles que un partido de pelota. Este año todo marchaba como de costumbre. Hasta ayer. Por la mañana, después de acudir al encierro diario de las vaquillas, Karmani se disponía a anunciar una competición de aizkolaris. En ese momento, el cohete que se disponía a prender le explotó en el tórax causándole la muerte, según el relato de un facultativo que se desplazó hasta el lugar de los hechos.

El suceso tuvo lugar pasadas las doce del mediodía en la calle Marqués de Valdespina del municipio vizcaíno. El concejal de Cultura de Ermua, Eduardo Markina, indicó que Karmani había estado lanzando cohetes toda la tarde del lunes y la mañana del lunes, "como hacía desde hace tantos y tantísimos años". El fallecido, según la versión del edil, solía cargar con los artefactos pirotécnicos de un lado para otro, y los posaba en el suelo cuando se disponía a lanzar uno de ellos. Para ello lo colocaba en un pequeño soporte de madera, en donde le prendía fuego. El edil no supo precisar si la explosión se produjo al encender la mecha o por un fallo en el dispositivo de ignición.

Tras ultimar las diligencias judiciales, el cadáver fue trasladado al Servicio de Patología Forense para que se le practique la autopsia. La Ertzaintza ha iniciado una investigación para esclarecer las circunstancias del suceso y ayer rehusó ofrecer detalles sobre las características del artefacto que causó el accidente mortal.

El Ayuntamiento comunicó lo sucedido a la familia de Jesús María Zanguitu, que ha pedido que no se suspenda ningún acto de los programados. "La vida de Karmani eran las fiestas de Ermua. Conociéndole, sé que a él no le hubiese gustado que las fiestas se hubiesen suspendido", indicó el concejal de Cultura. Añadió que la familia del fallecido que le había "transmitido ese mismo sentir". Lo que sí ha decidido el Consistorio es que se guarde un par de minutos de silencio antes de todos los actos programados hasta que finalicen las fiestas. Además, este año no habrá ningún cohete más en Ermua.

La fecha del funeral por Karmani estaba ayer por confirmar, aunque podría celebrarse mañana jueves, último día de fiestas. Según apuntaron fuentes municipales, las distintas cuadrillas de Ermua rendirán ese día un homenaje

al que hasta ayer fue su lanzador de cohetes oficial.

En la última década, quince personas han muerto en toda España como consecuencia de explosiones pirotécnica. La de Karmani es la primera muerte en este tiempo que se produce en Euskadi. Además, a este número habría que sumar otras 39 personas fallecidas en accidentes causados por el manejo y lanzamiento de material pirotécnico en el proceso de fabricación en el mismo periodo.

El año 2000 fue el más trágico en lo que se refiere a este tipo de accidentes, con cuatro víctimas mortales, una de ellas un niño de 11 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de julio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50