_
_
_
_

Rajoy exige al presidente que "rectifique y desautorice" al 'número dos' del PSOE

Mariano Rajoy, líder del PP, exigió ayer, sin éxito, al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "rectifique y desautorice" a José Blanco, número dos del PSOE, por sus declaraciones del lunes, cuando afirmó que "las víctimas civiles no son fruto de efectos colaterales sino objetivos buscados" por Israel. En un acto público en Torre del Mar (Málaga), Rajoy proclamó: "España es un país civilizado, democrático, que tiene que defender las democracias y luchar contra el terrorismo, y que no puede insultar a unos Estados porque eso no lo hace nadie en Europa".

José Blanco, en opinión de Rajoy, "insultó" el lunes al Estado de Israel. "Las últimas declaraciones del más importante dirigente del PSOE insultando a un Estado democrático no son de recibo", mantuvo Rajoy. Según el presidente de los populares, Blanco actuó el lunes como "un hooligan en contra de un Estado democrático", y el pasado jueves, en la manifestación en la que se gritaron consignas contra Israel, el PSOE "actuó como un partido extraparlamentario". Tanto las declaraciones como la manifestación provocan, según el líder popular, el "descrédito de la política exterior española", al punto de que pueden colocarla "en la indigencia en el mundo".

La reclamación de Rajoy para que Zapatero desautorizara a Blanco se produjo poco después de que el embajador de Israel pidiera, por la mañana, una rectificación al secretario de Organización del PSOE. El lunes, nada más producirse las declaraciones de Blanco, el número dos del PP, Ángel Acebes, afirmó que la actitud "radical" de los socialistas en el conflicto "ha provocado la ruptura del tradicional papel mediador de España" en la zona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_