Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cádiz se llena de velas con la llegada de los barcos participantes en la Gran Regata del Cincuentenario

La competición de naves convierte estos días el puerto gaditano en una fiesta internacional

Una noria de 40 metros de altura permitirá calibrar el cambio experimentado en el puerto de Cádiz durante los últimos días. Los muelles comenzaron ayer a recibir a los 61 barcos que participan hoy en la Gran Regata del Cincuentenario, una cita que concentra a los veleros más importantes del mundo. Se trata de un evento deportivo que es a la par una fiesta intercultural. Exhibiciones aéreas, caballos, conciertos y muestras culturales complementarán la oportunidad de disfrutar de un espectáculo único, que reunirá a 2.500 tripulantes y prevé atraer a cientos miles de personas.

Es la tercera vez en su Historia que Cádiz acoge esta regata, que se convierte cada edición en la mayor concentración de veleros de instrucción del mundo. Se cumplen 50 años desde que, en 1956, el barco inglés Mayona ganara la primera copa tras enfrentarse entonces a 20 rivales.

Ahora lo hubiese tenido más difícil. La cifra de embarcaciones se ha triplicado. La organización ha favorecido que cada llegada a puerto se convierta en todo un espectáculo. Y Cádiz no ha querido ser menos.

Las luces alumbran desde anoche el parque temático que acompañará a los veleros y sus tripulantes hasta la marcha. Profesionales del mar, turistas y gaditanos tendrán en el puerto toda una oferta diversa donde elegir.

Al espectáculo de las velas, la organización de la Gran Regata en Cádiz ha sumado actividades paralelas. Las primeras se vivían ayer. Tras alumbrarse el recinto portuario, la carpa de los tripulantes acogía dos conciertos y una exhibición de capoeira.

Para hoy, cuando se prevé la llegada de todos los barcos, se ha reservado una exhibición aérea de la Patrulla Águila del Ejército del Aire. Será a las 13.00. A partir de las 17.00, se podrán visitar ya los 61 veleros participantes. También comenzará a funcionar la noria, que permitirá contemplar la gran regata desde lo más alto. La misma función realizará un globo aerostático atado al suelo, que subirá y bajará a los curiosos que quieran contemplar el espectáculo deportivo.

La fiesta continuará hasta el fin de semana con música y actuaciones diversas. Mañana artistas flamencos y agrupaciones carnavalescas pondrá la voz gaditana a la fiesta y el jueves se invitará a la nostalgia con la participación de grupos triunfantes en los años 80 y 90.

Danza Invisible, Modestia Aparte y La Guardia ofrecerán un concierto gratuito junto al muelle. Mañana tendrá lugar, además, el desfile de los 2.500 tripulantes de los veleros protagonistas, que participarán activamente de la diversión.

Los responsables de la organización de la gran regata han reservado para el viernes más carnaval, cuando el tradicional carrusel de coros, agrupaciones que recorren con tangos y cuplés remolcados por un tractor, cambie febrero por julio.

Esa misma noche la cantante Rosario actuará en directo para presentar los éxitos de su último disco Contigo me voy. En paralelo, las carpas instaladas en el muelle ofrecerán comida y bebida a los visitantes. Una de estas casetas servirá de hipódromo virtual. Los equinos serán protagonistas en el espectáculo Cómo bailan los caballos andaluces, de la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre.

El sábado será el día para las despedidas. Una parada naval hará oficial el adiós, cuando los barcos se marchen de Cádiz rumbo hacia puerto coruñés, desde donde se disputará la última etapa de la regata, que finalizará en Amberes (Bélgica).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de julio de 2006