Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una joven de 18 años muere en Vallecas tras recibir tres cuchilladas de su ex pareja

El hijo de la mujer, de año y medio, presenció la agresión a su madre, con quien paseaba

Silvana Sánchez, una joven ecuatoriana de 18 años, falleció ayer alrededor de las 12.20 a la altura del número 13 de la calle del Corral de Cantos (Vallecas) tras recibir tres puñaladas asestadas presuntamente por su ex pareja, de la misma nacionalidad. El hijo de Silvana, de un año y medio, presenció la muerte de su madre. El supuesto asesino, que hace un año estuvo sometido a una orden de alejamiento, huyó del lugar del crimen. Los familiares de la joven se quejaron ayer de que las denuncias que interpusieron no hayan logrado evitar la muerte de la mujer.

Silvana Sánchez pasaba con su hijo, de año y medio, a la altura del número 13 de la calle del Corral de Cantos cuando fue abordada por su ex pareja. Madre y bebé venían de visitar a la hermana de ella. No pudieron dar un paso más. El agresor asestó tres puñaladas a la madre con un cuchillo que le alcanzaron el corazón, el pulmón derecho y el abdomen. La víctima perdió mucha sangre y falleció sobre la acera.

"Oí gritos de auxilio y salí corriendo de casa para ver qué ocurría", relató una vecina. "Vi a la chica y me acerqué. Pero no llegué a tiempo, se desplomó delante de mí. En ese momento extendía la mano para coger a su niñito".

El hijo de Silvana, que según explica su familiar no era hijo del presunto agresor, presenció el apuñalamiento. "Estaba callado, no decía nada, miraba con los ojitos abiertos y ni siquiera lloraba", dijo la misma testigo. Al caer, la víctima se golpeó con violencia con el alcorque de un árbol. La vecina comentó: "En ese momento pensé que, después de semejante golpe, no podría sobrevivir".

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron varias unidades del Samur-Protección Civil, que encontraron a la joven en medio de un charco de sangre y en parada cardiorrespiratoria. Intentaron reanimarla durante 30 minutos, pero no pudieron hacer nada.

Silvana llegó a España hace unos tres años desde Quito. Era la mediana de cinco hermanos y vivía con sus padres en la zona de Embajadores. Su familia conocía los malos tratos a los que le sometía su ex pareja y luchaba contra él desde hace años.

La madre de Silvana describe a la ex pareja de su hija como un maleante. "Una mala persona, de 21 años. Llevamos tres años intentando que deje en paz a mi hija. Le denunciamos en muchas ocasiones porque pegaba a Silvana. La policía le encerraba durante un tiempo, pero le soltaba al poco tiempo y vuelta a empezar", relata desconsolada.

La Jefatura Superior de Policía confirmó ayer que el supuesto agresor estuvo sometido a una orden de alejamiento que expiró hace un año. La familia de la fallecida, sin embargo, que la orden seguía en vigor.

Rocío está convencida de que la ex pareja de su hija sabía lo que iba a hacer, porque siempre estaba amenazando. "Ha cogido el cuchillo de la cocina de una casa y ha asesinado a Silvana con él", explica.

Con este fallecimiento se eleva a 39 el número de mujeres muertas en lo que va de año por violencia de género en España. Seis de ellas han sido asesinadas en la Comunidad de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de julio de 2006