Justicia acepta la petición del Supremo y tramita la reducción de la Sala Militar por falta de trabajo

El Ministerio de Justicia ha redactado un proyecto de decreto por el que propone reducir el número de magistrados de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo de ocho a seis por considerarlo excesivo para la carga de trabajo que soporta. El Gobierno atiende así una petición del alto tribunal que, el pasado 26 enero, propuso que se amortizaran dos plazas en lugar de adscribirlas a otras salas como proponía el anteproyecto de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, actualmente en tramitación parlamentaria.

El Ministerio de Justicia ha enviado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el texto del decreto para que lo informe. En su exposición de motivos se justifica la supresión de esas dos plazas (recogida en el artículo 2) "como consecuencia de la evolución real del volumen de trabajo en la sala". Las estadísticas elaboradas por el CGPJ muestran que, en los últimos tres años, el volumen de asuntos ha mostrado una tendencia a la baja. Mientras que en 2003 las causas que resolvió fueron 392, en 2004 se redujeron a 377 y a 333 el pasado año.

El texto de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial aprobada por el Consejo de Ministros introdujo la posibilidad de que el CGPJ, a petición del presidente del Supremo y con el acuerdo favorable de la Sala de Gobierno, pudiera adscribir a otras salas con más carga de trabajo a algunos magistrados de lo militar. Se perseguía así reforzar las secciones más atascadas del tribunal con personal de esa sala.

Tanto el presidente de la Sala de lo Militar como el pleno de la Sala de Gobierno se opusieron a ese precepto (recogido en artículo 59 bis del proyecto de ley) al considerar que ese precepto "podría provocar graves distorsiones en el funcionamiento de este tribunal", según un informe del pasado 26 de enero que proponía a cambio "la revisión de la planta actual de la sala, reduciendo su dotación de ocho a seis magistrados, tres procedentes de la carrera judicial y otros tres del cuerpo jurídico militar".

El Pleno, a favor

El pasado 22 de marzo, el pleno del CGPJ respaldó la petición del Supremo mediante la aprobación de un informe en el que textualmente se aseguraba que el gobierno de los jueces "consideraba y compartía" el acuerdo de la Sala de Gobierno teniendo en cuenta que en el momento de informar el anteproyecto de reforma "no pudo evacuar opinión al respecto pues el precepto ha sido incorporado al proyecto de ley orgánica con posterioridad". Los vocales acordaron remitir al Ministerio de Justicia las sugerencias del alto tribunal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tres de las ocho plazas de magistrado de la Sala de lo Militar -dos procedentes del cuerpo jurídico militar y una de carrera judicial- se encuentran actualmente vacantes. El pleno del CGPJ, en su próxima reunión, que se celebrará el 26 de julio, discutirá previsiblemente el nombramiento de dos de ellos (un militar y un juez). La Comisión de Calificación del Consejo propuso el 20 de diciembre de 2005 para la plaza de juez de carrera la terna formada por los magistrados Pío José Aguirre Zamorano, Benito Gálvez Acosta y el jefe del servicio de Inspección del Consejo, José María Gil Sáez. Está previsto que antes de esa reunión el ministro de Defensa presente su terna de candidatos del cuerpo jurídico-militar.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS