Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

100 kilómetros de prueba

La ministra de Fomento examina el tramo de AVE entre Córdoba y Antequera

Un centenar de kilómetros del futuro AVE entre Córdoba y Málaga pasaron ayer su primera revisión. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, examinó el recorrido con doble vía y ancho internacional que separa la estación de Antequera de la de Córdoba, pendiente de inauguración. El tramo estará abierto en diciembre y permitirá acortar una media de 40 minutos la comunicación ferroviaria de Málaga, Granada y Algeciras con Madrid.

Pero el primer trayecto con pasajeros fue más bien de velocidad media. Un centenar de personas, en su mayoría trabajadores de Fomento y periodistas, acompañaron a la ministra en un tren diesel verde que no pasó de 160 kilómetros por hora frente a los 350 kilómetros que alcanzará el AVE. No se pudo utilizar una máquina eléctrica porque la catenaria está en periodo de pruebas. Tampoco era posible correr más, ya que la señalización aún no está instalada. Todo estará a punto en diciembre.

El recorrido entre Antequera y Córdoba, con tres paradas fugaces para supervisar las instalaciones, duró dos horas y media, lo mismo que tardará el AVE entre Málaga y Madrid a finales de 2007, según garantizó Álvarez, satisfecha porque "todo se está haciendo en el tiempo señalado". Fomento ha destinado un presupuesto de 2.100 millones de euros para esta obra.

La ministra no facilitó las futuras tarifas, pero aseguró que serán "accesibles" y "las mismas" que en el resto de España. El billete entre Sevilla y Madrid, de duración y algunos kilómetros menos, oscila entre 70 y 127 euros, según la clase elegida, con una reducción del 20% en el caso de viajes de ida y vuelta.

La amplia comitiva paró primero en el intercambiador de Antequera. La instalación, a 800 mede la estación de Santa Ana, permitirá sustituir en unos minutos los ejes de los trenes de la línea de Alta Velocidad por los convencionales. Esta modificación facilitará las circulaciones con diversos modelos de tren, como TRD o la Caf Brava, entre Madrid y Málaga o Granada y Algeciras.

El tren de pruebas, que incluía una pantalla plana para ver los cien kilómetros de recorrido comodamente sentados en el interior, volvió a parar en la estación de Santa Ana, cuya estructura de hormigón aún está a la vista. Será inaugurada en diciembre, con cinco vías de ancho internacional y dos andenes de 400 metros, además de 290 plazas de aparcamiento en superficie. La estación será el centro del tráfico de trenes de Andalucía, según Fomento, papel en el que reemplazará a la antigua estación de Bobadilla.

A 30 kilómetros de distancia está la terminal de Puente Genil, situada entre este municipio cordobés y Herrera (Sevilla). Comenzará a funcionar a final de año y cubrirá la demanda de un gran número de pueblos de las dos provincias. Estará compuesta por cuatro vías de ancho internacional, dos andenes de 400 metros de longitud y seis de ancho convencional, además de 250 plazas de aparcamiento. Su acceso por carretera se efectuará por un enlace con la A-340 Estepa-Herrera- Puente Genil.

Álvarez aseguró que ayer era "un día importante" para las infraestructuras andaluzas, un día "feliz" para los responsables del tren. Poco después de las once de la mañana, el tren alcanzó la estación de Córdoba tras recorrer los cien kilómetros de prueba más lentos de la historia del AVE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de julio de 2006