Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La mayor tragedia de metro en España

Barberá rehúsa referirse a la investigación en la declaración sobre el accidente

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, rechazó ayer incluir en la declaración institucional cualquier referencia a la voluntad de la Corporación de colaborar en las tareas de investigación del mortal accidente de metro. La propuesta de incluir este punto en la declaración institucional partió del PSPV-PSOE y Esquerra Unida, pero Barberá se negó a modificar el texto institucional propuesto al hemiciclo.

"Cualquier exigencia que se salga de la unión por el dolor y la solidaridad por las víctimas y que implique extrañas estrategias políticas no tiene cabida aquí", aseguró Barberá después de guardar cinco minutos de silencio, junto con todos los representantes municipales, en señal de duelo por las víctimas del accidente, ante la puerta del Ayuntamiento.

"Esta iniciativa no responde a ninguna estrategia, únicamente a la solidaridad con las víctimas y a los valencianos que se preguntan cómo puede haber sucedido esto en una red de metro que transporta 60 millones de personas al año", replicó el portavoz socialista, Rafael Rubio, quien quiso subrayar que, pese a este desacuerdo, su partido apoyaba de forma rotunda el contenido de la moción que se había votado apenas unos minutos antes. "Ahora, lo más importante es dar sepultura a los fallecidos y que los familiares reciban consuelo", añadió Rubio.

En el citado documento se expresa el más "sincero pésame y profunda condolencia a los familiares de los 41 fallecidos", se manifiesta el deseo de que las personas hospitalizadas "tengan un pronto y total restablecimiento" y se agradece la colaboración de todos aquellos que han trabajado para paliar las consecuencias "del terrible accidente". A la concentración acudió también el alcalde de Castellón, Alberto Fabra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de julio de 2006