Reportaje:

Tras las bambalinas de NH y Hesperia

Castro busca aliados para su segundo intento de desembarco en la cadena que preside Burgio

Algo se está cocinando en los fogones de NH y Hesperia. La cotización de NH se mueve por debajo del precio del mandato de compra (14,50 euros por acción) otorgado por Hesperia a Santander Investment y, sin embargo, su participación, que se incrementó en seis días del 5% al 23,59%, casi no ha variado desde el 20 de junio. Y eso que el objetivo perseguido por Hesperia es llegar al 24,9% y que aún hay más de un 20% del capital de NH negociándose libremente en Bolsa.

El precio ofrecido y el temor a que Hesperia venda Sotogrande u otros activos explica la hostilidad de los ejecutivos de NH a su entrada en el consejo

Al segundo intento, mal que le pese al presidente del grupo NH, Gabriele Burgio, y a su equipo directivo, podría ser la vencida. Aunque el desenlace final puede ser algo más caro y algo menos hostil de lo inicialmente previsto. Tal vez la negociación de un precio mayor con algún accionista de referencia de NH podría explicar, a juicio de los analistas, el que no termine de anunciarse la feliz conclusión del mandato de compra otorgado por Hesperia al Santander.

La cadena hotelera de la familia Castro, que fracasó estrepitosamente en la OPA hostil que lanzó en 2003 sobre NH, ha intensificado en las últimas semanas la compra de sus acciones. Su participación está ya próxima al 24,9%, límite que se ha fijado para no verse obligada por imperativo legal a lanzar una OPA sobre la totalidad de las acciones, y ha logrado además el respaldo público de Bancaja, uno de los accionistas relevantes de NH (6%), a su pretensión de incorporarse al consejo de administración. Hesperia, para financiar la compra de acciones de NH, ha suscrito una línea de crédito con el Santander y va a proceder a una ampliación de capital de 100 millones de euros.

En NH, entre tanto, guardan oficialmente silencio sobre una operación de la que nadie, aseguran, les ha informado aún. Su postura ante el desembarco de Hesperia, una vez se les comunique oficialmente, la fijará colegiadamente su consejo de administración.

El asalto de Hesperia en 2003 lo paró Burgio con la ayuda de Amancio Ortega y de las cajas de ahorro presentes en su accionariado. Entonces ofrecía 9 euros y ahora 14,50, un 50% más, por acción de NH. Un precio que siguen considerando insuficiente algunos accionistas, que recuerdan que su cadena es cinco veces mayor que la de la familia Castro y que la expansión de los últimos diez años ha convertido a NH en la tercera cadena de hoteles urbanos de Europa y en la mejor de España en hoteles de tres y cuatro estrellas.

La magnitud y progresión de sus resultados (casi mil millones de ventas y un crecimiento del 651% en su resultado operativo bruto en la última década), y la combinación de un capital flotante (abierto a negociación diaria) en Bolsa importante con la ausencia de un socio de control, convierten a NH, a juicio de algunos analistas, en víctima propiciatoria de operaciones como la de Hesperia.

NH cuenta además con el 100% de Sotogrande, tras ampliar capital y comprar recientemente su participación a Caja Madrid. La inmobiliaria, pese a la fuerte caída de sus ingresos en el último año, debida fundamentalmente a temas de calendario en la entrega de producto y reserva de suelo y no a la caída de contratos de venta suscritos (80 millones de euros comprometidos y no contabilizados a 31 de diciembre), según han explicado en NH, es el vehículo elegido por la hotelera para su rápido desembarco en el negocio de los complejos turísticos. El grupo ha anunciado la creación de la marca Sotogrande Resorts bajo la que va a agrupar sus nuevos complejos turísticos de gran lujo.

Los gestores de NH no quieren vender, pero en último caso lo harían si se les ofrece un precio y una prima por el control de la cadena mucho más elevada que la barajada por Hesperia. Temen, además, que Hesperia busque hacer caja con Sotogrande u otros activos de NH si se hace con su control.

Varios analistas, por otra parte, dudan que Hesperia se haya lanzado a la piscina de esta operación si como dice no va a fusionar las dos cadenas. Creen que una vez dentro, pactará con otros socios y acometerá la integración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de julio de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50