Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marta Mata, condecorada con la Gran Cruz de de Carlos III

El Consejo de Ministros decidió ayer conceder la Gran Cruz de la Orden de Carlos III, a título póstumo, a la pedagoga Marta Mata Garriga, que falleció el pasado martes en Barcelona a causa de un infarto cerebral.

El Ejecutivo quiso distinguir a Mata por su dedicación a la educación, a la formación de maestros y a la renovación de la escuela pública. Mata, que murió en Barcelona a los 80 años, fue nombrada presidenta del Consejo Escolar del Estado el 7 de mayo de 2004 a propuesta de la entonces ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo.

No obstante, sus trabajos en el seno de la educación se remontan a 1965, cuando fundó la Escola de Mestres Rosa Sensat. En 1972 ejerció como profesora no numeraria de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), y cuatro años más tarde se afilió al Partit Socialista de Catalunya, de cuyo consejo general fue miembro. En 1977 fue elegida diputada del PSC por Barcelona en las Cortes Constituyentes, y ocupó un escaño en el Congreso de los Diputados hasta 1982.

Mata compatibilizó sus responsabilidades políticas, siempre relacionadas con la educación, con su puesto como vocal del Consejo Escolar del Estado, al que perteneció desde su fundación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de julio de 2006