Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez encarcela por cohecho a siete ex concejales

La prisión provincial de Alhaurín de la Torre sigue recibiendo ex concejales de Marbella. El magistrado del Juzgado número cinco de la ciudad malagueña, Miguel Ángel Torres, ha ordenado ya, tras las detenciones practicadas el martes en la segunda fase de la Operación Malaya, el ingreso en la cárcel de siete ex concejales. Los acusa de prevaricación y cohecho, y su ingreso en prisión obedece al temor del juez a que huyan o destruyan pruebas. Los siete encarcelados se suman a los 11 de la primera fase de la operación, entre los que se encuentran la ex alcaldesa Marisol Yagüe, la ex teniente de alcalde Isabel García Marcos y el presunto cerebro de la trama corrupta, Juan Antonio Roca.

Los primeros encarcelados, la noche del miércoles, fueron los ex ediles del Grupo Independiente Liberal (GIL) Vicente Manciles, Rafael González, José Luis Fernández y Tomás Reñones. Este último fue alcalde accidental de la ciudad desde la detención de Yagüe hasta la disolución de la corporación y su sustitución por la comisión gestora que gobierna actualmente la ciudad.

Después, ya de madrugada, llegó la orden judicial contra la ex concejal del Partido Andalucista María José Lanzat, que ha sido suspendida de militancia en la formación nacionalista.

Ayer por la tarde se conoció la orden de cárcel para el ex gilista Rafael Calleja, que ha sido ingresado en la enfermería del centro penitenciario al padecer una enfermedad coronaria. "No le han preguntado por la moción de censura [que desbancó a Julián Muñoz de la Alcaldía de Marbella para aupar a Marisol Yagüe] y se dice que cobró dinero, pero con su declaración ha esclarecido mucho", sostiene su abogado. El último en ingresar en prisión fue el ex edil José Jaén, que ya fue detenido en la primera fase de la operación.

Mejor suerte corrieron los también ex concejales Antonio Luque, Javier Lendínez y Emilio Jorrín, todos del GIL. Los tres salieron en libertad con cargos de cohecho, aunque con la obligación de presentarse en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes. La misma medida cautelar se les ha aplicado al ex secretario municipal Leopoldo Barrantes y al ex edil Miguel Jiménez, cuya esposa falleció el martes pasado a causa de un infarto.

A última hora se decretó la libertad con fianza de 4.000 euros de la ex concejal Belén Carmona, tránsfuga del PSOE que apoyó la moción de censura, y libertad sin fianza, con cargos, para el ex jefe de la Policía Local Rafael del Pozo. Anoche estaba previsto que comparecieran ante el juez los empresarios Carmelo Armenta y Emilio Rodríguez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de junio de 2006