Profanar la bandera seguirá sin ser delito en EE UU

Sesenta y seis senadores votaron el martes por la noche a favor de introducir una enmienda en la Constitución que prohíba quemar la bandera de las barras y las estrellas, y 34 en contra. Un solo voto más a favor y la propuesta -aprobada por más de dos tercios en la Cámara de Representantes el pasado año- se habría enviado a los 50 Estados para su ratificación. En caso de acuerdo de las tres cuartas partes de los Estados -lo que no hubiera sido difícil- se habría convertido en la Enmienda 28 de la Constitución, con este texto: "El Congreso tendrá poder para prohibir la profanación física de la bandera de EE UU".

La propuesta fue rechazada por 30 demócratas, tres republicanos y un independiente, que entendieron que la 28 Enmienda violaría la Primera, que garantiza la libertad de expresión. "Nuestro país es único porque la disidencia tiene voz. A mí me ofende la falta de respeto hacia la bandera, pero, como veterano, como ciudadano y como senador, creo que es mi deber defender el derecho constitucional de usar la bandera en actos no violentos", dijo Daniel Intuye.

Enfrente, 52 republicanos y 14 demócratas sostuvieron que quemar una bandera no tiene nada que ver con la libertad de expresión: "Hombres y mujeres han muerto defendiendo esa bandera; es un pequeño acto de humildad que nosotros también lo hagamos", dijo Bill Frist, líder de la mayoría. El Supremo falló en 1989 que quemar la bandera es un acto que ampara la libertad de expresión. Desde entonces ha habido cuatro intentos de contradecir ese fallo mediante enmienda constitucional; el del martes fue el que más cerca estuvo de lograrlo.

La idea detrás de la iniciativa no es sólo conseguir la enmienda -un proceso complicado, como deliberadamente establecieron los padres de la Constitución- sino preparar el terreno político para las legislativas de otoño. Los republicanos necesitan inflamar a unas bases frías por la guerra de Irak y otros problemas, y tanto el debate sobre la bandera -forzado, porque son mínimos los incidentes en los que se queman enseñas- como el de intentar otra enmienda para definir el matrimonio sólo como la unión entre un hombre y una mujer -una propuesta derrotada a principios de mes- tienen como objetivo motivar al electorado más conservador. En la movilización hay previstos este verano votos sobre el aborto, las armas y otros puntos del llamado Programa de valores americanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 28 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50