Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Sumario del mayor escándalo de dopaje del deporte español

La Guardia Civil elabora un informe para 'limpiar' el pelotón del Tour

El Gobierno francés pide la colaboración española para que la carrera tome medidas antes de su inicio, el próximo sábado

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha elaborado un informe con los nombres e indicios que pesan sobre 58 ciclistas que supuestamente se beneficiaron de la mayor trama española del dopaje. El exhaustivo informe -500 folios- debe ser entregado al secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, para que éste tome las medidas disciplinarias oportunas. Lissavetzky tiene previsto entrevistarse mañana con el ministro francés de Deportes, Jean François Lamour, que ha pedido la colaboración del Gobierno español para limpiar el pelotón del Tour, que arranca el sábado en Estrasburgo. La Fiscalía de Madrid pedirá hoy al titular del Juzgado de Instrucción número 31, Antonio Serrano, que levante el secreto sumarial.

Jaime Lissavetzky se reunió ayer en la sede de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid con el fiscal jefe, Manuel Moix, y con el responsable de la unidad de élite de la Guardia Civil que ha llevado la investigación sobre la supuesta trama de la Operación Puerto, el coronel Félix Hernando. La cita se produjo veinticuatro horas antes de que el Pleno del Congreso apruebe por unanimidad el proyecto de Ley de Lucha contra el Dopaje, la llamada ley Lissavetzky, un texto de tolerancia cero impulsado personalmente por el secretario de Estado para el Deporte, y que prevé penas de cárcel para el entorno de los deportistas que inciten al o promuevan el dopaje.

El nuevo informe que ha elaborado la Guardia Civil coincide con los datos y nombres de ciclistas que ha avanzado EL PAÍS desde el pasado domingo. En el relato de indicios se apunta la supuesta relación con la trama que encabezaba el médico Eufemiano Fuentes del ciclista alemán Jan Ullrich, del equipo T-Mobile, uno de los favoritos de la edición del Tour que se avecina. Tal como avanzó el pasado lunes EL PAÍS, en la documentacion aprehendida por la Guardia Civil en los distintos registros efectuados aparece varias veces el nombre de "Jan" y un número que la trama relaciona con las palabras "Hijo de Rudicio". [Rudicio era, según los investigadores, Rudy, Rudy Pevenage, director belga que se había convertido en los últimos años en el padre deportivo de Jan Ullrich]. En el informe que ha hecho ahora la Guardia Civil se apunta la supuesta implicación de Ullrich -quien ha negado tener "nada que ver" con esta trama-. No obstante, los agentes no descartan que pudiera tratarse "de otro Jan". Hay un ciclista checo cuyo nombre también es Jan, aunque éste, según fuentes policiales, no tiene relación con Rudy Pevenage. Fuentes de la investigación afirman que "muchos de los 58 ciclistas que se citan son extranjeros y algunos de la élite".

La naturaleza inusual del informe -se sale de las normales actuaciones policiales y jurídicas-tiene su razón en la urgente necesidad que tiene el Tour de Francia de saber exactamente quiénes son los corredores implicados e identificados para poder efectuar una limpieza antes de la carrera, evitando así el peligro de que la grande boucle pudiera ser pasto durante su desarrollo de rumores y filtraciones. Este documento de la Guardia Civil tendrá, además, un importantísimo valor en lo que respecta a la participación del Astaná-Wurth. El equipo de Manolo Saiz apeló ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), con sede en Suiza, la decisión del Tour de expulsarlos de la carrera porque "dañaba la imagen del Tour y del ciclismo". Si el TAS falla a favor del equipo español, pero el informe policial alude a los 15 miembros del conjunto que recibieron un tratamiento dopante en 2005, el Tour se volvería a ver cargado de razones para no permitir la participación del equipo financiado por los ferrocarriles de Kazajistán.

Por otra parte, la fiscalía de Madrid pedirá hoy al juez Serrano que levante el secreto de sumario que pesa sobre las diligencias. En el sumario figuran como imputados por un supuesto delito contra la salud pública el médico deportivo Eufemiano Fuentes, el hematólogo José Luis Merino Batres; el segundo técnico del Comunidad Valenciana, Ignacio Labarta; el director del Liberty, Manolo Saiz, y el ex ciclista de mountain bike Alberto León.

En estas diligencias los ciclistas son meros testigos, no inculpados. Aunque se demostrase que han tomado sustancias dopantes o que se han sometido a transfusiones de sangre con altas concentraciones de glóbulos rojos (que transportan el oxígeno), en España no está penalizado el dopaje. No obstante, ello sí es susceptible de sanción en el ámbito deportivo. Por otro lado, el juez Serrano ha abierto una investigación sobre la filtración a EL PAÍS del sumario. El juez ha pedido a este periódico que identifique a los periodistas que han informado acerca de esta red. Los periodistas tienen garantizada por la Constitución el secreto de las fuentes de información.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de junio de 2006