Sumario del mayor escándalo de dopaje del deporte español

Belda niega tener alguna vinculación actual con Fuentes

Vicente Belda, director del Comunidad Valenciana, acudió ayer a los cuarteles generales de la Guardia Civil, en Madrid, para prestar declaración sobre la Operación Puerto, que investiga la trama criminal que suministraba sustancias prohibidas a 58 ciclistas. La comparecencia de Belda -el hombre que instigó el plante del pelotón español en el campeonato de España como protesta al adelanto del sumario de la investigación por EL PAÍS-, fue breve: no superó la hora.

Belda, según fuentes de la Guardia Civil, no escondió su amistad con Eufemiano Fuentes, el médico que presuntamente organizó la red de suministro de productos dopantes a deportistas de élite. Hacerlo no hubiera tenido sentido: Fuentes fue su médico en el equipo Kelme, el germen del Comunidad Valenciana, durante los tiempos felices en los que ambos dirigían los destinos de un grupo distinguido por su espectacularidad y su espíritu épico. "He trabajado muchos años con él", admitió Belda, siempre según fuentes de la Guardia Civil. A partir de ese momento, sin embargo, el director del Comunidad Valenciana se concentró en distanciarse del que fuera su médico, táctico, estratega y amigo: "Actualmente no tengo nada que ver con Eufemiano y su equipo", se le escuchó decir en las dependencias del Instituto Armado, donde no se organizó ningún dispositivo especial por su comparecencia. Las declaraciones de Belda, según fuentes de la Guardia Civil, han sido añadidas a las diligencias del proceso, que continúan bajo secreto de sumario en el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid. Los portavoces de la Guardia Civil declinaron ayer hacer cualquier tipo de comentarios.

Pese al secretismo que rodea la instrucción judicial de la Operación Puerto, ayer trascendió que el juez llamará próximamente a declarar a Yolanda Fuentes, médico del Comunidad Valenciana y hermana de Eufemiano. No será la única médica que tenga que pasar por el juzgado: también se espera que próximamente declare el doctor Alfredo Córdova, que no lo hizo ayer por estar en Suiza. La conexión de Córdova con el doctor Fuentes es, como poco, especial: cuando Fuentes anunció a bombo y platillo que dejaba el ciclismo para dedicarse "a la investigación", Córdova se convirtió en su nexo de unión con el Liberty Seguros -actual Astaná Würth-, donde había ingresado, según fuentes del equipo, para "hacer cosas rutinarias". Existen sospechas, sin embargo, de que algunas de las cosas que Córdova hacía fuera del ciclismo eran de todo menos rutinarias: el médico soriano dirigía la preparación de los 16 remeros de la trainera cántabra de Astillero. Los 16 pedían constantemente recetas para tratarse una supuesta asma con corticoides. Eso levantó las sospechas de sus competidores. El Astillero acabó excluido de la Liga San Miguel tras negarse sus remeros a pasar un control.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS