Reportaje:

El oscuro horizonte penal de De la Rosa

El financiero acumula cuatro condenas de cárcel, dos de ellas firmes, y espera otros tres juicios con elevadas peticiones del fiscal

Javier de la Rosa tiene cada día un horizonte judicial y penitenciario más oscuro. La sentencia dictada el pasado lunes por la Sección Primera de la Audiencia Nacional que le condenó a penas que suman cinco años y dos meses de cárcel por apropiarse de más de 375 millones de euros de KIO es la cuarta condena que le impone la justicia española desde el año 2000.

Dos de ellas ya están cumplidas. Fueron 20 meses de cárcel que le impuso el Tribunal Supremo en noviembre de 2002 por intentar estafar a KIO el equivalente a 312 millones de euros. También está liquidada la pena de cinco años de cárcel por la llamada Operación Wardbase, la primera de las piezas en las que se desgajó el caso KIO, por el desvío de 20 millones de dólares a Suiza. De la Rosa pidió a la justicia que se le tuvieran en cuenta los periodos de prisión preventiva por otros asuntos, y así fue.

El segundo de los gajos juzgados y sentenciados es el caso Icsa-Impacsa, referido al destino que se les dio a las plusvalías obtenidas de la venta de esta papelera. De la Rosa fue condenado a tres años de cárcel y a devolver, junto con otros dos condenados, el equivalente a unos 280.000 euros. La sentencia está pendiente ante el Tribunal Supremo, quien también deberá resolver el recurso que con toda probabilidad presentarán los condenados en la última sentencia, dictada tras el juicio principal del caso KIO.

Pero las cuentas pendientes de De la Rosa con la justicia no acaban aquí, porque tiene otros tres juicios a la vista. El principal se refiere a la descapitalización de la empresa Grand Tibidabo, pendiente de señalamiento de fecha por la Audiencia de Barcelona con una petición del fiscal de 13 años de cárcel. También en ese mismo tribunal se juzgará a De la Rosa, acusado de estafar al empresario Lorenzo Rosal con un préstamo de 1,8 millones de pesetas. El fiscal le pide seis años de cárcel. Y a la lista ha de sumarse el caso Telecinco, en el que el fiscal pide para De la Rosa cinco años y medio de cárcel, y lo que depare en el futuro la investigación judicial por la trama de corrupción en la Delegación de Hacienda en Barcelona.

Muchos de estos casos han arrastrado también a otros acusados que actuaron conjuntamente con De la Rosa y que, a la vista de las penas impuestas, también podrían entrar en prisión.

- Juan José Folchi. Condenado el lunes por la Audiencia Nacional a tres años y ocho meses de cárcel por apropiación indebida y falsificación. Condenado en sentencia firme a tres años y cuatro meses de cárcel por la Operación Wardbase, pendiente de ejecutar. Condenado a dos años de cárcel por el caso Icsa-Impacsa. Imputado en el caso de los inspectores de Hacienda como aglutinador de la supuesta corrupción, según la tesis de la fiscalía.

- Manuel Prado y Cólon de Carvajal. Condenado a dos años de cárcel por la operación Wardbase y a un año de cárcel por el caso principal de KIO.

- Ernesto Aguiar. La Audiencia Nacional le ha impuesto a este ex inspector de Hacienda y a su ex colega José María Huguet "la obligación de devolver" al grupo Torras los 137.500 dólares, más intereses, según el cambio oficial que tenía esta divisa cuando la cobró en noviembre de 1990 en su cuenta Suiza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50