Los partidos ucranios de la 'revolución naranja' formarán Gobierno

Yulia Timoshenko estará al frente de un Ejecutivo reformista y europeísta

RODRIGO FERNÁNDEZ,

Los tres partidos de la revolución naranja han llegado por fin, después de tres meses de difíciles negociaciones, a un acuerdo para formar Gobierno. El documento rubricado por los representantes de Nuestra Ucrania, organización que encabeza el presidente Víktor Yúshenko; del bloque de Yulia Timoshenko y del Partido Socialista tiene 103 páginas, lo que demuestra la desconfianza que hay entre las partes y su deseo de prever prácticamente todas las situaciones que puedan surgir.

Timoshenko, que había encabezado ya el primer Gobierno naranja hasta que fue destituida en septiembre del año pasado debido a las luchas con el entorno de Yúshenko, volverá a ser primera ministra. Timoshenko, que en su primera gestión se mostró populista e irritó a los inversores al pronunciarse por la renacionalización masiva de las empresas, volvió a hacer ayer declaraciones preocupantes, al afirmar que revisaría el acuerdo del gas con Rusia.

Se entiende, naturalmente, que lo que la primera ministra desea es conseguir un precio menor para el gas que compra, algo prácticamente imposible y que podría conducir a un nuevo enfrentamiento con Rusia. Como resultado, es muy probable que sufran los consumidores europeos.

Las dilatadas negociaciones se debieron en gran parte a que Yúshenko se resistía a que Timoshenko recuperara la jefatura del Gobierno, sobre todo ahora que la reforma constitucional que ha entrado en vigor ha privado de importantes facultades al presidente, transfiriéndolas al Gobierno y al Parlamento, con lo que se ha pretendido conseguir un mejor equilibrio de poderes. Timoshenko, sin embargo, logró doblarle la mano, ante todo porque su bloque sacó más votos que Nuestra Ucrania en las recientes elecciones parlamentarias de marzo pasado.

Cambios en el Parlamento

Como premio de consuelo, Nuestra Ucrania determinará quién encabezará el Parlamento; el grupo de diputados de Yúshenko deberá tomar la decisión en los próximos días, y es muy probable que el elegido sea Piotr Poroshenko, a quien el consejo político de esa agrupación acaba de darle su respaldo para ese cargo. Poroshenko es enemigo acérrimo de Timoshenko y debido a la lucha entre estos dos políticos, que se acusaron de corrupción e incompetencia, cayó el primer Gobierno naranja en otoño pasado.

El nuevo Gabinete será reformista y su política exterior europeísta. Esta orientación del régimen de Yúshenko se estaba poniendo en duda debido a las conversaciones que transcurrían paralelamente con el Partido de las Regiones, que lidera Víktor Yanukóvich, prorruso y opositor categórico del ingreso de Ucrania en la OTAN.

El partido de Yanukóvich -el gran rival de Yúshenko en las presidenciales- fue el que obtuvo mayor cantidad de votos en los comicios legislativos de marzo pasado.

La coalición naranja, que contará con 243 escaños de los 450 que tiene el Parlamento, ha decidido llamar a referéndum para decidir su ingreso en la OTAN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de junio de 2006.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50