Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vendida por 17,2 millones una obra de Schiele confiscada por los nazis

Los girasoles marchitos (Otoño Verano II), de Egon Schiele, se vendió el martes en la sede londinense de Christie's por 17,2 millones de euros. Hasta su reaparición en Francia a finales de 2005, se creía que el óleo, pintado en 1914, había sido destruido tras ser confiscado por los nazis en Estrasburgo. Llevaba fuera de circulación desde 1942 y el pasado febrero fue restituido a sus propietarios originales, la familia del coleccionista austriaco Karl Grûnwald. El homenaje de Schiele a Los girasoles, de Van Gogh, logró el segundo mayor precio por una obra del artista, tras Paisaje de Krumau, vendido en 2003 por más de 18 millones. De los 90 lotes ofrecidos en la subasta de Christie's de arte impresionista y moderno celebrada en Londres se vendieron 71, con una recaudación de 127,2 millones de euros. Entre las obras más cotizadas, destacó Homme à la pipe assis et amour, de Picasso, que adquirió un marchante europeo por 6,2 millones. Maisons dans la verdure, de Cezanne, quedó bajo la propiedad de un coleccionista americano, que elevó su puja justo por encima de los seis millones de euros.

En la misma subasta, cuatro obras surrealistas del artista español Óscar Domínguez -un óleo de 1938 sin título, Personajes surrealistas, Cementerio de elefantes (Bosque de elefantes), y Mujeres en latas de sardinas (Dos parejas)- se vendieron por un total de dos millones de euros. Personajes surrealistas, subastado en 1,3 millones, marcó un nuevo récord mundial en venta pública para su autor, de acuerdo con los datos de la firma londinense.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de junio de 2006