Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica en la NASA por la reanudación de vuelos del 'Discovery'

La agencia programa para el 1 de julio la primera misión del transbordador en un año

Cabo Cañaveral

Los expertos de la NASA, la agencia espacial estadounidense, están divididos sobre la reanudación de las misiones espaciales del transbordador Discovery, anunciada para el 1 de julio próximo, ante las dudas sobre la seguridad total de la nave. Al anunciar el sábado la nueva misión del Discovery en más de un año, tras el desprendimiento de espuma aislante del tanque externo del transbordador en su vuelo de julio pasado, la NASA dijo que adoptó la decisión después de una "vehemente discusión" de dos días.

El administrador de la NASA, Michael Griffin, informó de que en la reunión celebrada en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, se expusieron con franqueza los pros y contras de reanudar las misiones del Discovery sin analizar más a fondo los riesgos de seguridad pendientes. Griffin explicó que dio su aprobación a la misión, en la que participarán siete astronautas durante 13 días, a pesar de que la seguridad del tanque externo de combustible sigue siendo una preocupación.

Los vuelos de los transbordadores fueron suspendidos como consecuencia de la tragedia del Columbia, en la que murieron sus siete tripulantes al desintegrarse la aeronave cuando ingresaba de nuevo en la atmósfera el 1 de febrero del 2003 después de una misión de 15 días. Los expertos dijeron que el desastre ocurrió por el recalentamiento de la nave debido a una fisura en el tanque exterior de combustible, causada por el desprendimiento y golpe de un trozo de espuma aislante durante el despegue.

Problema recurrente

Los vuelos espaciales para continuar la construcción de la Estación Espacial Internacional se reanudaron en julio del 2005 con una misión del Discovery, pero en esa ocasión también se repitió el desprendimiento de espuma aislante del tanque externo de combustible. La NASA ha eliminado parte de esa espuma aislante en un remozado tanque de combustible, por lo que considera que ya no existe un mayor riesgo de desprendimiento.

Dos de los más destacados expertos de la agencia espacial, Bryan O'Conner, responsable de seguridad espacial, y Christopher Scolese, jefe de ingeniería, aprobaron el próximo plan de vuelo del Discovery, pero con objeciones a su lanzamiento. Ambos opinan que este vuelo no debe realizarse sin antes resolver por completo asuntos pendientes sobre el revestimiento que protege al tanque de las extremadamente bajas temperaturas.

El problema es la espuma aislante que cubre 34 dispositivos que afianzan las cañerías y cables eléctricos del tanque externo de combustible. Estos dispositivos, o rampas anticongelantes, evitan la acumulación de hielo y protegen de posibles golpes durante el despegue del transbordador. Las rampas fueron diseñadas de nuevo para reducir el peligro de daños. Sin embargo, Wayne Hale, director del programa de transbordadores, indicó que cualquier cambio en esos dispositivos no podrá estar listo hasta el segundo trimestre de 2007, según informó ayer The New York Times.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de junio de 2006