Hallados tres cuerpos calcinados con señales de violencia junto a una casa de Girona

Los Mossos d'Esquadra, que investigan el móvil del crimen, han descartado el robo

Los bomberos localizaron ayer por la mañana los cuerpos semicalcinados de tres personas bajo los rescoldos de un pequeño fuego en los terrenos de una casa aislada de Sant Julià de Ramis (Girona). Uno de los cadáveres estaba maniatado, y los otros presentaban signos de violencia. Todavía no se ha facilitado la identidad de las víctimas. Los Mossos d'Esquadra no informaron ayer sobre el posible móvil del crimen, aunque descartaron que el suceso pueda relacionarse con los robos de viviendas que se están produciendo en Cataluña.

El suceso ha causado una cierta alarma entre los vecinos de Sant Julià de Ramis, puesto que en una urbanización de esta población, situada a escasos kilómetros de la ciudad de Girona, se han registrado en los últimos meses diversos robos con violencia en el interior de varias viviendas.

El hallazgo de los tres cadáveres, al parecer tres hombres, se produjo a las 6.30 de la mañana, poco después de que una columna de humo alertara a una dotación de Tráfico de los Mossos d'Esquadra, que avisó a los Bomberos. Los efectivos de extinción que acudieron a la vivienda sofocaron un incendio de pequeñas proporciones en el que ardían palos de madera y otros desperdicios que habían sido amontonados. El incendio tuvo lugar junto a la vivienda, una casa aislada de una sola planta situada en una finca arbolada y delimitada por una valla.

Las tres víctimas aparecieron bajo los restos del fuego. Los cuerpos estaban tendidos uno junto al otro en el interior de un agujero de escasa profundidad sobre el que se habían amontonado trozos de maderas y desperdicios con el claro objetivo de calcinar los cuerpos.

El estado de los cadáveres podría dificultar su identificación. Junto a la vivienda, permanecía ayer aparcado un vehículo, que supuestamente pertenecía a los inquilinos. Las primeras hipótesis que han trascendido sobre la investigación apuntan la posibilidad de que las víctimas fueran los inquilinos de la vivienda. Fuentes policiales advirtieron de que no se hallaron indicios de que se hubiera producido un robo en la casa. El propietario del inmueble es un vecino de la población que tiene cedida la gestión de la finca a una inmobiliaria. La vivienda había sido alquilada desde principios de este mes a unos inquilinos extranjeros, al parecer de nacionalidad polaca. Estos hombres no despertaron sospechas ni causaron ningún problema al propietario de la casa, según explicó ayer el alcalde de Sant Julià de Ramis, Narcís Casassa.

Una gran alfombra

Durante toda la jornada, efectivos de los Mossos d'Esquadra acordonaron el perímetro de la finca y buscaron indicios, tanto en el interior de la vivienda como en la zona arbolada que la circunda. Agentes de la policía autonómica se llevaron varios objetos y documentos de la vivienda, entre ellos una gran alfombra. La vivienda está situada justo en el punto en que la carretera C-66, que conduce a Banyoles (Girona), pasa debajo del puente de la autopista AP-7. Se trata de una arboleda de densa vegetación sometida al constante rugido del tráfico. Para llegar a la casa, hay que tomar un camino de tierra que queda cortado por la puerta de la finca.

A pesar de que colgado del portalón hay un gran cartel que advierte del peligro de los perros, los Mossos aseguraron que no habían hallado ningún animal en la vivienda. Junto a la puerta de acceso, todavía era visible ayer un gran candado que había sido cortado.

El término municipal de Sant Julià de Ramis alberga la urbanización Golf Girona, una zona residencial con viviendas de lujo que ha sufrido especialmente la actividad de las bandas que asaltan viviendas con violencia. Esta urbanización, que ni por situación geográfica ni por tipología tiene nada que ver con la casa en la que ayer aparecieron las tres víctimas mortales, está a punto de instalar un sistema de control de acceso nocturno. También el municipio se está planteando la necesidad de poner en marcha un cuerpo de vigilantes municipales.

El juzgado de guardia de Girona que se ha hecho cargo de las diligencias del caso decretó ayer secreto de sumario. Su titular ordenó la misma mañana del hallazgo el levantamiento de los cadáveres, a los que se les practicará la autopsia para aclarar tanto sus identidades como las causas de la muerte.

Agentes de los Mossos d'Esquadra buscan indicios del crimen perpetrado en Girona.
Agentes de los Mossos d'Esquadra buscan indicios del crimen perpetrado en Girona.PERE DURAN

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 17 de junio de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50