_
_
_
_
_

El Consell cree que su última iniciativa tecnológica impulsará el repunte económico

El Producto Interior Bruto (PIB) valenciano crecerá un punto en los próximos años gracias a una iniciativa experimental que acaba de lanzar la Consejería de Empresa para buscar soluciones tecnológicas a problemas de la industria. Así al menos lo defendió ayer el presidente del Consell, Francisco Camps, durante la presentación del programa Gesta 2006 en la base del Desafío Español de la Copa del América en el puerto de Valencia. El proyecto, que tiene su espejo en Estados Unidos, donde este tipo de iniciativas se han desarrollado desde hace décadas, deberá estimular la presentación de iniciativas que resuelvan 70 problemas y necesidades planteados por el tejido económico valenciano y que el Consell estima que podrían convertirse en 1.000 soluciones tecnológicas y en 80 patentes.

La primera Gesta puede traducirse en 1.000 soluciones tecnológicas y 80 patentes

Los nuevos negocios que emanen de la puesta en marcha del programa para fomentar la transferencia de tecnología a las empresas, generarán 4.000 empleos y facturarán 880 millones de euros cuando estén consolidados (en un plazo estimado de siete años), lo que supondrá el aumento en un punto del PIB regional.

Las empresas y organismos que planteen soluciones -y que recibirán una ayuda máxima de 30.000 euros- tendrán entre 3 y 12 meses y tendrán que desarrollar las dos terceras partes de la investigación en la propia empresa o en los parques tecnológicos o científicos de la Comunidad Valenciana. La Consejería de Empresa, además, concederá otra subvención de hasta 250.000 euros al cero por cien de interés para el desarrollo del prototipo comercial y el proceso de producción, que la empresa se compromete a devolver con al menos el 10% del beneficio después de impuestos.

La presentación del programa contó con una amplia representación del mundo empresarial de la Comunidad Valenciana, entre ellos Pablo Serratosa, Rafael Ferrando, Rafael del Moral, Alberto Catalá. Francisco Camps habló, durante la presentación, de la competitividad, el empleo y la prosperidad para señalar que la investigación se pone al servicio de la empresa, tomando como ejemplo a Estados Unidos. Por su parte, Emilio Barberá, secretario autonómico de Universidad, indicó que con el establecimiento de un "mercado abierto" para necesidades tecnológicas y soluciones se sigue el modelo de EE UU, "que ha dado soluciones al Ejército y la supremacía tecnológica en sanidad y telecomunicaciones".

Los problemas tecnológicos planteados están relacionados con distintos ámbitos, entre ellos la energía, la seguridad, el medio ambiente, la industria y la biotecnología. Entre ellos se encuentran propuestas para aumentar la utilización del hidrógeno como acumulador de energía en plantas fotovoltaicas, para identificar los vehículos prioritarios en servicios de urgencia con preferencia de paso en los semáforos y para la detección inmediata de incendios forestales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_