Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos denuncian que un maratón de fútbol congrega a 'skin heads' en San Blas

Los vecinos de Ciudad Pegaso, una zona de viviendas situada al lado de la A-2 en el distrito de San Blas, contemplaron ayer atónitos cómo numerosos chicos con "estética skin" jugaban un maratón de fútbol en una pequeña cancha deportiva municipal adyacente a sus viviendas.

En el fondo de la pista se podía contemplar una pancarta negra de grandes dimensiones con la inscripción "skin head" en blanco y un escudo en medio de ambas palabras. Una vecina contó que en algunos momentos hubo hasta 200 chicos, entre jugadores y espectadores.

"Empezaron a reunirse desde primera hora de la mañana. Yo pasé a las 8.45 y ya había unas 50 personas. Me pareció que tenían una pinta un poco rara, pero no hice mucho caso", relata.

Más tarde volvió a pasar y fue cuando descubrió la pancarta. "En ese momento me asusté y llamé a la policía, pero me dijeron que no podían hacer nada porque los chicos tenían autorización para estar allí", afirma. Y añade: "La verdad es que no entiendo la razón por la que se han juntado todos aquí y, sobre todo, no comprendo a la policía. Deberían haberles retirado la pancarta. Yo tengo un hijo mulato y le he tenido que decir que no saliera a la calle porque me da miedo. Se ha enfadado, no acepta estas cosas. Es verdad que no ha pasado nada, están jugando al fútbol, pero verles con esa pancarta detrás da miedo".

"Juegan muy mal"

Tres de los participantes en el torneo explicaron después de jugar uno de los partidos que el maratón estaba organizado por los "ultras". "Pero no todos los que estamos participando somos skin ni nada parecido. Nosotros somos del barrio y conocemos a algunos de los organizadores. Nos apuntamos por eso, pero no tenemos nada que ver con ellos. Parece que luego se van a un concierto y así han tenido el día completo. Además, juegan muy mal", aseguraron.

Estos mismos chicos comentaron que varios agentes de la policía habían estado en la pista pidiendo documentación a algunos de los jóvenes. "Luego se han ido y no ha pasado nada".

La cancha en la que se reunieron los jóvenes es municipal y está abierta a todo aquel que la quiera utilizar. Un portavoz municipal sostiene que el Ayuntamiento no tiene competencias en estos casos. "Nosotros no podemos prohibir a nadie que juegue en las instalaciones", explica.

En cuanto a la pancarta, el mismo portavoz dice que es una cuestión policial. "Si los vecinos lo denuncian, son los agentes de la policía los que deberían decidir si deben retirar la pancarta".

A pesar de estas explicaciones, algunos residentes siguen preocupados. "A mí me gustaría saber si esto se va a repetir de forma habitual", se quejaba ayer una vecina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de junio de 2006