Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas alerta del retroceso de las libertades en Turquía

La Comisión Europea cree que el proceso de reformas a que debe someterse Turquía "se ha reducido en el último año" y que sigue habiendo carencias notables en el respeto a los derechos humanos y libertades básicas al tiempo que el Ejército sigue ejerciendo una poderosa tutela sobre todo el sistema político, todo ello incompatible con la pertenencia a la Unión.

Los ministros de Asuntos Exteriores comunitarios deben decidir el lunes si abrir el primer capítulo del proceso negociador con Turquía, sobre investigación y ciencia, influidos por este informe y por el creciente activismo antiturco de Chipre, que exige contrapartidas de apertura comercial a Ankara para seguir con el plan negociador.

La negociación con Turquía fue aceptada por la Unión el pasado mes de octubre en una difícil decisión de última hora vinculada a la negociación también con Croacia. Desde entonces, el impulso europeizante parece haberse desacelerado en el país euroasiático, en buena parte porque el Gobierno y la población están volcados hacia el interior, pendientes ya de las elecciones legislativas y presidenciales del año próximo. El apoyo popular a la idea de la integración ha caído del 70% al 59%.

"El ritmo del cambio se ha reducido en el último año", señala un informe elaborado por Olli Rehn, comisario de la Ampliación. "Sigue habiendo violaciones de los derechos humanos" y "sigue habiendo preocupación con respecto a la libertad de expresión", señala. "Hacen falta más esfuerzos para asegurar el pleno control de los civiles sobre los militares".La mala nota de Bruselas se ve subrayada por la resistencia que ofrece Nicosia a cualquier gesto positivo hacia Ankara mientras el Gobierno turco no abra sus puertos y aeropuertos al tráfico desde Chipre. La decisión de negociar debe adoptarse por unanimidad.

Escritora ante el tribunal

La escritora y periodista turca Perihan Magden (Estambul, 1960) comparece hoy ante un tribunal penal turco por haber defendido el derecho a la objeción de conciencia de un ciudadano. Autora de novelas de éxito traducidas al inglés y que han servido de base para películas, y columnista del semanario Aktuel, la escritora ha sido acusada por las autoridades militares de "desanimar a la población al cumplimiento del servicio militar".

La escritora defendió el pasado mes de enero el derecho de Mehmet Tarhan, encarcelado por negarse a cumplir el servicio militar obligatorio, a prestar un servicio social sustitutorio. "Es un escándalo que las máximas autoridades militares afirmen que mis opiniones son una amenaza; como periodista, tengo la obligación profesional de poder criticar las instituciones", declaró Magden al diario Turkish Daily News. La fiscalía pide una pena de tres años de cárcel para la escritora turca por su artículo titulado La objeción de conciencia es un derecho humano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de junio de 2006