El proceso para el fin de ETA

Tres enviados de Aznar se reunieron con HB en 1998

El 11 de diciembre de 1998, una delegación de la entonces legal HB integrada por sus dirigentes Arnaldo Otegi y Pernando Barrena, el líder del sindicato abertzale LAB, Rafael Díez Usabiaga, y el abogado Íñigo Iruin se sentaron frente a frente en secreto durante tres horas con tres enviados personales del presidente del Gobierno, José María Aznar. Estos hombres eran su jefe de gabinete, Javier Zarzalejos; el secretario de Estado de Seguridad, Ricardo Martí Fluxà, y Pedro Arriola, asesor electoral de Aznar, las mismas personas que cinco meses después se reunirían en Suiza con la dirección de ETA.

La cita con HB se produjo en un chalé de la comarca burgalesa de Juarros hasta el que los representantes de HB llegaron con la Guardia Civil dándoles paso. Aznar había anunciado cinco semanas antes su autorización para celebrar contactos con el "Movimiento de Liberación Nacional Vasco" tras la tregua etarra de ese año.

Más información
Rajoy anuncia que "rompe toda relación" con el Gobierno, y Zapatero le invita al consenso
"La paz merece el máximo esfuerzo de todos"
De la unanimidad en el apoyo al Gobierno al enfrentamiento total

En la reunión, cuyos detalles precisó Gara en mayo de 2005, los representantes de HB abordaron cuestiones como la territorialidad y la autodeterminación, mientras los enviados del Ejecutivo se esforzaban en averiguar el alcance de la decisión de ETA. La negativa del Gobierno al compromiso acordado en la cita de revelar que ésta se había producido frustró un nuevo contacto. Hasta finales de agosto de 1999, Aznar no reconoció públicamente esa reunión de Burgos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS