Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEPORTES | Fin de semana

Garrucha acoge el Gran Premio de España de la "Fórmula 1 del mar"

Por primera vez, el campeonato del mundo de Class-1, conocido como la Fórmula 1 en versión marítima, se dará cita en una localidad costera andaluza. El municipio almeriense de Garrucha acoge desde hoy y hasta el domingo el Gran Premio de España de Class-1, que será puntuable para el Campeonato del Mundo. En total, 10 embarcaciones tipo catamarán, con motores que desarrollan más de 1800 CV de potencia, disputarán la tercera prueba del mundial de Class-1. Entre todos los participantes, la prueba contará con una embarcación española y un piloto de sobrada experiencia, el italiano Domenico Cirilli nacionalizado español que correrá bajo bandera nacional.

En el mar, los 265 kilómetros por hora que alcanzan estas embarcaciones producen una sensación de velocidad cercana a los 500 kilómetros por hora en asfalto. La tripulación de cada uno de estos misiles del mar se compone de dos personas: un piloto y un throttleman, que es el encargado de controlar el acelerador y los estabilizadores (flaps) de la nave como si fuera un avión. Los pilotos van al "límite" y desafían las más elementales leyes de la física en cada segundo. De ahí la espectacularidad de este deporte y lo arriesgado de su práctica: cualquier error en su manejo puede provocar un espectacular accidente. El Gran Premio de España que se celebra en Garrucha, servirá también de escenario para la presentación del ex-piloto de Fórmula 1 Mika Salo como piloto de Class-1. Después de pasar por la F-1, pilotos como Frentzen o Tambay se han puesto como reto llegar a dominar estas grandes máquinas que inducen a dar a este deporte el sobrenombre de la Fórmula 1 del mar.

La victoria en el Campeonato del Mundo Class-1 celebrado el pasado 29 de abril en Doha (Qtar) fue a parar a manos de los actuales campeones del mundo, los noruegos del Spirit of Norway, siendo terceros los locales del Qatar 96. La representación española, formada por una embarcación italiana y otra nacional, acabó mal parada por problemas técnicos y algún que otro percance. La embarcación del Cerámica Flaminia sufrió un aparatoso accidente que le hizo dar dos vueltas de campana en el agua, aunque logró cuatro puntos en la prueba. El otro barco español, Foresti-Suardi Roscioli Hotels, albergaba buenas expectativas gracias a los fabulosos tiempos obtenidos en las sesiones de entrenamientos cronometrados, pero un fallo eléctrico provocó que uno de los motores se parase en la tercera vuelta, obligándole a abandonar.

La segunda carrera en Qatar, denominada como el GP de Oriente Medio, se celebró el pasado 4 de Mayo. El equipo de Qatar que colocó sus dos barcos en la primera y segunda posición. El piloto Español Domenico Cirilli y su compañero Montavoci lograron el cuarto puesto con el catamarán Foresti Suardi-Roscioli Hotels. La otra embarcación del equipo, la Cerámica Flaminia, volvió a lograr el séptimo puesto. Así pues, el equipo español llega bien clasificado para el GP de España que tendrá su día cumbre el próximo domingo, a las 15.00. Correrán siete equipos con 20 pilotos que representan a ocho países, entre ellos España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de junio de 2006