Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGURIDAD

Windows pondrá ventanas emergentes a los piratas

"Usted puede ser víctima de una falsificación de software. Esta copia de Windows no es auténtica y no se le permite recibir todas las actualizaciones y soporte de producto de Microsoft". Un mensaje como éste aparecerá pronto en los ordenadores españoles que usen Windows XP piratas, cada vez que inicien una sesión y de forma intermitente durante la misma. Es la nueva campaña de Microsoft contra el fraude en su sistema operativo.

La campaña se centra en las versiones piratas de Windows XP y el paquete de ofimática Office y consta de dos partes. La primera ya se está aplicando en España: cuando el usuario quiere actualizar Windows, se le informa de que debe instalar antes una nueva aplicación: la Herramienta de Validación del Programa de Ventajas de Windows Original, un programa que queda residente en el ordenador, analiza la clave de Windows y determina si es una versión pirata.

MÁS INFORMACIÓN

En caso de que lo sea, el usuario sólo podrá instalar las actualizaciones críticas de seguridad, excepto para Internet Explorer y Windows Defender. Esta política ya existía en los últimos años, pero la forma de detectar la versión pirata era diferente: se usaba un control ActiveX remoto, mientras que ahora se instala un programa en el ordenador.

Según Microsoft, "el proceso de validación es el mismo, pero ahora se integra en las actualizaciones automáticas de Windows".

La gran novedad es la segunda parte de la campaña, que ya funciona en Estados Unidos, Reino Unido, Malasia, Australia y Nueva Zelanda. Microsoft la implantará en el resto del mundo durante este año. Consiste en otra aplicación, que también se instala en el ordenador al usar el sistema de actualizaciones: el Programa de Notificaciones de Ventajas de Windows Original, que muestra avisos cada vez que se inicia Windows y durante la sesión, indicando al usuario que tiene una versión pirata.

La única forma de eliminar totalmente estos mensajes, que no el programa, será deshabilitar Actualizaciones Automáticas, una aplicación clave para recibir parches de seguridad. En el mundo underground corren ya aplicaciones que permiten seguir actualizando Windows piratas, evitando tener que instalar estos programas.

Según la compañía, los datos del usuario que se recolectan son: clave y versión de Windows, fabricante e identificador del equipo, información de la BIOS, número de serie del disco duro y configuración regional.

Microsoft afirma: "No se recoge ninguna información durante el proceso de validación que se pueda utilizar para identificar o ponerse en contacto con un usuario".

MICROSOFT: www.microsoft.com/genuine/default.mspx?displaylang=es SOPORTE: http://support.microsoft.com/kb/905474

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de mayo de 2006