Joan Baez se sube a un árbol

La cantante folk Joan Baez se ha subido a un árbol en Los Ángeles y no tiene intención de bajarse hasta que la supervivencia de ese árbol y de las cinco hectáreas que lo rodean quede asegurada. Baez, junto a la famosa Julia Butterfly Hill, la ecologista que pasó 738 días subida a una secuoya en Oregón para evitar que fuera talada, son algunos de los nombres que han decidido unirse para evitar que una granja urbana de Los Ángeles sea expropiada. Gestionada por inmigrantes suramericanos, la granja es uno de los últimos resquicios verdes del sur de Los Ángeles, donde apenas hay parques para que los jóvenes de sus barrios -los más conflictivos de la ciudad- tengan espacios para el ocio. El alcalde prometió ayudar con fondos públicos a comprarle el terreno a sus propietarios, que exigen 16 millones de dólares. Pero tras una campaña de recogida de fondos, sólo se han recaudado tres millones y ayer el juez responsable del caso tenía que dar la orden de expropiación, que Baez y Butterfly esperan frenar con su sentada en la copa del nogal más viejo de la granja.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS