Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de ultras amenaza y trata de agredir al decano de Derecho

La Universitat de València había denegado el permiso para un acto

Un grupo de ultras tomó ayer durante 20 minutos la planta baja de la Facultad de Derecho de Valencia. Cuando el decano, Carlos Alfonso, les exigió que abandonasen las instalaciones universitarias, algunos militantes de extrema derecha intentaron agredirle y le dirigieron amenazas de muerte. Alfonso había rechazado una solicitud para celebrar un acto de Coalición Valenciana. La tensión acabó con la llegada de la Policía.

Entre los cerca de 120 congregados había personas mayores, y jóvenes vestidos con camisetas del Grup d'Acció Valencianista (GAV). Estaba también el presidente del partido ultra Coalición Valenciana, Juan García Sentandreu. En foros de Internet vinculados a grupos de extrema derecha, como España 2000, se habían intercambiado mensajes convocando a acudir ayer a la facultad de Derecho. Uno de los mensajes rezaba: "Se rumorea que va a haber catalanistas". Y otro: "catalanistes? anire en uns amics, i per lo que e escoltat per lo gav anirem molts! a per ells!!! la victoria es nostra i les osties de ells!!! (sic)"

Oficialmente, la solicitud presentada hace varias semanas por dos universitarios de la asociación Coalición Universitaria, era para celebrar una charla "cultural y apolítica" en la Facultad de Derecho. El día elegido era ayer, y la hora, las 12.30. El coloquio se titulaba La Universidad de Valencia y su evolución en el Reino de Valencia. Entre los intervinientes no constaba García Sentandreu.

Pero Coalición Valenciana había enviado paralelamente cartas a sus simpatizantes en las que se convocaba (ayer, a las 12.30) a una charla en la que García Sentandreu pondría "en evidencia toda la farsa catalanista". Hacia el final de la misiva se indicaba: "Debemos ofrecer una imagen de unidad y firmeza frente al catalanismo, y nada mejor que hacerlo allí donde se ha hecho más fuerte".

El decano, informado de que el coloquio cultural era una tapadera, denegó el permiso. Ello no impidió que ayer, desde media mañana, comenzara a reunirse gente en la facultad. Cuando Alfonso pidió a los reunidos que abandonaran la facultad, la tensión se disparó. Varios testigos aseguran que el decano recibió primero insultos. Y que luego un grupo de ultras le "arrinconó" contra la pared, mientras intentaban golpearle y le amenazaban de muerte.

Profesores, administrativos y personal de seguridad de la universidad se interpusieron entre los ultras y el decano, y la Policía fue avisada. Las mismas fuentes aseguran que poco antes de que la llegada de los agentes dispersara a los asaltantes, apareció en la facultad otro grupo de ultras, cubiertos con pasamontañas.

El rector de la Universitat de València, Francisco Tomás, calificó lo sucedido como "una barbarie contraria al espíritu universitario". Y la institución presentará una denuncia por "el asalto a sus instalaciones".

García Sentandreu dijo ayer que acudió a la facultad para informar a los asistentes de que el acto había sido suspendido. Calificó de "provocador" al decano, por bajar al recibidor de la facultad, y negó que hubiera habido insultos, amenazas e intentos de agresión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de mayo de 2006