El PP advierte de que el Estatuto no garantiza mejor financiación

La mejora de la financiación de la Generalitat, uno de los objetivos perseguidos por la reforma del Estatuto de Cataluña, no está en absoluto garantizada por el texto aprobado finalmente por las Cortes, a juicio de la responsable de política autonómica del PP, Soraya Sáenz de Santamaría.

El resumen que la dirigente del PP hizo ayer de este apartado del Estatuto en una conferencia coloquio de Tribuna Barcelona, organizado por El Periódico de Catalunya, fue rotundo: "Mucho ruido y pocas nueces". Para justificar su conclusión se remitió nada menos que al vicepresidente económico, Pedro Solbes. Tanto Solbes como distintos miembros de su equipo -destacó Sáenz de Santamaría-, afirman "sin ningún recato" que el Estatuto catalán "no prejuzgará" las negociaciones sobre financiación autonómica, que ésta seguirá rigiéndose por la LOFCA y que se modificará por el acuerdo multilateral de todas ellas.

Este fue uno de los argumentos esgrimidos por Sáenz de Santamaría para descalificar una reforma del Estatuto de la que reiteró que contiene "casi todos" los vicios de inconstitucionalidad posibles. En este convencimiento basó su defensa de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el Estatuto antes de que sea sometido a referéndum. "Tal como propone el Consejo de Estado", dijo.

Recurso al Constitucional

Aunque el recurso previo de inconstitucionalidad no sea posible, admitió la dirigente del PP, el Tribunal Constitucional tendrá que pronunciarse sobre esta reforma estatutaria porque el PP se encargará de plantearlo tras el referéndum.

Esta reiterada acusación de inconstitucionalidad fue replicada ayer mismo por la diputada del PSC Lidia Santos, una de las ponentes del Estatuto. Santos aseguró: "El PP utiliza políticamente al Tribunal Constitucional para continuar engañando, y para seguir con su escalada de mentiras contra el Estatuto".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La diputada socialista sostuvo que el PP "está nervioso por el resultado del referéndum" y porque teme que el pueblo catalán "se manifieste masivamente a favor del avance del autogobierno de Cataluña".

En defensa de la aprobación del nuevo Estatuto en el referéndum del 18 de junio, el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, afirmó en una visita al Centro de Salud Mental de Sant Boi de Llobregat que el Estatuto de 1979, que a su juicio ha servido muy bien hasta ahora, "se ha quedado por detrás de la realidad".

El presidente de Iniciativa Verds, Joan Saura, abundó en la idea de que el no en el referéndum del Estatuto "servirá para derrotar a la derecha españolista, que es el principal adversario de los avances en el autogobierno". El líder de la federación ecosocialista calificó de "estético" el no defendido por Esquerra para el referéndum. Esta podrá ser, apuntó, la opción de ciudadanos "que voten desde la confianza de que el saldrá ganador".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS