Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 12 campos de golf en proyecto duplican la oferta actual en Euskadi

El País Vasco dispone de 11 instalaciones tras la inauguración de la de Artxanda

La inauguración ayer en Vizcaya de un nuevo campo de golf confirma el auge de estas instalaciones. Actualmente existen 11 instalaciones de este tipo en Euskadi, de las que siete se han construido en los últimos quince años. Pero esta tendencia no se ha parado y está en proyecto la construcción de otros 12 campos, lo que duplicaría la oferta actual en pocos años. El número de practicantes de este deporte supera los 17.000 en la comunidad autónoma.

Desde que en 1910 empezó a funcionar el primer recorrido de golf vasco, el de Hondarribia, la situación ha cambiado radicalmente. A éste le siguieron los de La Galea, (Getxo) en 1911, y el de Zarautz, en 1916. Hubo que esperar 60 años más para contar con un nuevo campo, el de Laukariz en Mungia (Vizcaya).

La década de los 90 fue la época de despegue de estas instalaciones, con la construcción de los tres campos de que dispone Álava -Izki, Zuia y Larrabea (Legutiano)- y otro en San Sebastián. El de Izki, cerca de Maestu, fue el primero de titularidad pública, al que el pasado año se sumó el Meaztegi, en La Arboleda, propiedad de la Diputación de Vizcaya.

En este territorio hay ahora cuatro campos: Meaztegi, Laukariz, La Galea y Artxanda. Pero, tras frustrarse un proyecto en Laukiz, hay planes para construir otros cinco, en Bakio, Mungia, Orduña, Sopuerta y Loiu. El mayor problema para su desarrollo es la elevada superficie requerida: en el caso de un recorrido de 18 hoyos, se necesitan cerca de 60 hectáreas.

En Vizcaya, según los datos de la federación vasca de golf, hay 5.661 licencias, ligeramente por encima de las 5.145 de Álava y las 6.252 de Guipúzcoa.

Seis más en Álava

A los tres campos existentes en Álava, se pueden sumar otros seis en este territorio, si prosperan los proyectos en marcha. Los más importantes se sitúan en Labastida y Laguardia (La Rioja alavesa), con sendos recorridos de 18 hoyos, que irían rodeados de más de 1.200 viviendas. En Vitoria se va a empezar las obras del complejo de nueve hoyos de Jundiz y otro de las mismas características en Gamarra. A ellos se unen el plan de la Caja Vital de habilitar otro campo de 18 hoyos en Ulibarri-Gamboa y un proyecto de construir una pista de entrenamiento en Zigoitia.

Guipúzcoa cuenta con cuatro campos en Zarautz, Hondarribia, San Sebastián y Andoain, este último abierto en 2002. Además, existe un proyecto para un quinto complejo en Andoain.

Los precios para practicar este deporte en Euskadi son variados. La ficha federativa cuesta 60 euros anuales. Si no se es socio de un club, un jugador puede jugar durante un día por 75 euros en un campo de nueve hoyos y 150 euros, si es el recorrido es de 18. Los dos campos públicos ofrecen, como es lógico, los precios más asequibles. En la Arboleda, el abono anual es de 600 euros.

La proliferación de estas instalaciones se ha trasladado al Parlamento. El PSE ha preguntado al Departamento de Medio Ambiente por su impacto sobre suelos agrícolas de especial protección, mientras que en el proyecto del complejo de Laguardia ha surgido una oposición vecinal.

El parlamentario socialista José Luis Anda ha pedido a la consejera de Medio Ambiente Esther Larrañaga información documentada sobre dichas afecciones, con copias del expediente de solicitud de los respectivos ayuntamientos y de los informes que haya realizado el departamento sobre la cuestión.

El complejo inaugurado ayer en Artxanda (cerca de Bilbao aunque en el término municipal de Galdakao), cuenta con un recorrido de 18 hoyos diseñados por el golfista guipuzcoano Txema Olazabal. El club cuenta ya con 1.400 socios y el límite se ha fijado en 1.800.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de mayo de 2006