Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euronext da un ultimátum a NYSE tras la oferta de Deustche Boerse

La gestora de bolsas europeas rechaza un acuerdo con la alemana

La carrera por la consolidación de los mercados bursátiles se calienta. Las negociaciones del New York Stock Exchange (NYSE), por un lado, y la Deustche Boerse, por otro, para fusionarse con Euronext entraron ayer en una fase decisiva. El operador de la Bolsa alemana presentó una nueva propuesta que fue rechazada por la plataforma europea, que da de plazo hasta el lunes al NYSE para que haga su oferta, de la que podría nacer el primer mercado bursátil transatlántico.

Las discusiones a tres bandas entre los directivos de Euronext con el NYSE y la Deutsche Boerse se intensificaron durante los últimos días. La junta general de accionistas de la bolsa paneuropea se reúne el próximo martes y sus accionistas quieren tomar una decisión rápida. La Bolsa neoyorquina y la alemana ya mostraron su interés en el pasado para fusionarse con el London Stock Exchange (LSE), donde el Nasdaq está elevando su participación de forma progresiva y controla ya el 25,1% del capital, tras adquirir ayer 2,2 millones de acciones.

El Euronext y la Deutsche Boerse negocian las posibilidades de fusionarse desde 2004. Ayer, la sociedad gestora de la Bolsa de Francfort propuso una "fusión entre iguales" y ofreció que la sede de la compañía que nazca de la integración opere desde Holanda, aunque la sede administrativa seguiría en Alemania. La idea es que el actual presidente de Deutsche Boerse, Reto Francioni, se ponga al frente de la empresa tras un periodo de transición. Euronext rechazó la última oferta alemana "porque no aporta nada nuevo".

El NYSE, entre tanto, se mantenía a la espera. Las discusiones entre la plataforma bursátil neoyorquina y la paneuropea son más recientes. El precio, el modelo operativo y la localización de la compañía que nazca tras la fusión serán claves para decantar la decisión hacia la oferta que se haga de uno u otro lado del Atlántico.

A escala global

Junto a la tentativa del Nasdaq por hacerse con el control del LSE, estos movimientos muestran el interés de las grandes plataformas bursátiles hacia la consolidación a escala global y poder ofrecer nuevos productos financieros a los clientes, a la vez que reducen el precio de las comisiones. "Está claro que el proceso de consolidación global está en marcha a la vista de los movimientos en la industria bursátil", afirman desde Euronext, que insiste que quiere "jugar un papel de liderazgo".

El Euronext opera los mercados bursátiles de París, Bruselas, Amsterdam y Lisboa. El NYSE, por su parte, lanzó su expansión tras adquirir en diciembre la plataforma electrónica Archipelago Exchange (ArcaEx) y desde el pasado 8 de marzo cotiza en Wall Street.

Desde Euronext se insiste en que se decantará por la opción "más atractiva" para los inversores y la que le permita alcanzar un acuerdo "lo antes posible". Los títulos del Euronext subieron ayer un 6,1% y los del a Deutsche Boerse lo hicieron un 5,3% a media jornada en Wall Street. El NYSE subía entre tanto un 0,6%, aunque se mantuvo muy volátil durante la jornada. El LSE lo hacía un 1,3% y el Nasdaq un 2,5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de mayo de 2006