_
_
_
_
MIRADOR
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Rebeldes sin casa

Miles de jóvenes, autoorganizados a través de mensajes por correo electrónico o por teléfono móvil que empezaron a circular desde abril, se manifestaron el domingo en diversas ciudades de España para reclamar pisos más baratos. La primera gran manifestación centrada en la vivienda debería hacer sonrojar a los actuales responsables de la política inmobiliaria, desde el actual Gobierno y los precedentes a los de las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Pues los jóvenes protestan ante su incapacidad de emanciparse dada la carestía de los precios de las viviendas, en propiedad o en alquiler. Ocho de cada 10 de los que se emancipan deben contar con el apoyo de sus familias para lanzarse a la aventura de una vida autónoma. Los planes hasta ahora han sido inútiles o insuficientes. El número de viviendas de protección oficial para jóvenes, ya sean en venta o en alquiler, crece menos rápido que el de los que, con un trabajo, temporal o fijo, quieren salir de casa. Éste no es un fenómeno específicamente español, sino propio de un mercado globalizado, o al menos europeizado. Pero requiere medidas urgentes y eficaces. Mientras los estudiantes franceses se han manifestado en contra de un nuevo contrat

o precario, los españoles lo hacen para pedir viviendas a precios asequibles. Los políticos se quejan de que los jóvenes dan la espalda a la política. ¿Acaso ésta no consiste en resolver problemas concretos como? Salir de casa con una hipoteca a 40 años que se lleva la mitad o más del sueldo, aunque indique confianza en el futuro, no es una buena manera de empezar. Por algo se han autodenominado "rebeldes sin casa". Aunque no se aplique sólo para los jóvenes: "Por una vivienda digna, pásalo".

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_