Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Estafa en la inversión filatélica

Economía y la CNMV desatendieron en 2002 una denuncia para regular el sector

Alegaron que no podían controlar sociedades que no venden productos financieros

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Banco de España y el Ministerio de Economía se desentendieron en 2002 de una denuncia de la Asociación de Consumidores de Bancos, Cajas y Seguros de España (Adicae), en la que exigía mayor control de las sociedades de inversión en bienes tangibles, tras el escándalo de Banfisa, Banco Filatélico. Los tres organismos contestaron con sendas cartas que no pueden controlar esas empresas porque no venden productos financieros, ni planes de ahorro ni préstamos. Pero las querellas contra Afinsa y Fórum Filatélico dicen que éstas se dedican a la "captación de ahorro masivo", vendían un producto que "debe calificarse de financiero" y que las ventas de sellos devinieron en "auténticos préstamos".

La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) investigó en 2002 "los bienes tangibles como producto financiero", tras "la quiebra del chiringuito financiero Banfisa". Adicae pidió por carta al Ministerio de Economía, la CNMV y al Banco de España una regulación del sector para lograr una "plena garantía para los usuarios antes de que haya otra catástrofe mayor que la de Banfisa, ya que algunas grandes empresas del sector tienen los ahorros de centenares de miles de familias". Las respuestas a las cartas, que citaban la situación de los clientes de Afinsa y Fórum, decían:

- CNMV. "Comprendemos su preocupación, pero lamentamos no tener en nuestras manos la solución (...), ya que este tipo de negocios no puede considerarse un servicio de inversión sometido a las competencias de la CNMV (...). La consideración de sellos como valores negociables conduciría a la insostenible conclusión de que habría que abrir expediente sancionador al emisor y a sus colocadores, Correos y Altadis (...). No estamos ante una captación pública de ahorro, ya que el dinero que se aporta es el precio que se paga en el contrato, a cambio de una cosa cierta (...), que se entrega al comprador".

- Ministerio de Economía. La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones contestó: "La actividad desarrollada en el denominado sector de bienes tangibles de inversión (...) nada tiene que ver con la actividad aseguradora o de fondos de pensiones y, por consiguiente, con las competencias y funciones atribuidas y desempeñadas por este centro (...). No cabe efectuar análisis (...) de la situación actual de control de las entidades de dicho sector en general".

- Banco de España. Contestó que tenía el asunto en estudio. Y añade: "Debo aclararle que la posible respuesta a emitir dependerá, lógicamente, de la que el Ministerio de Economía entienda procedente".

- Comisión Europea. Tras un trasiego entre comisarios, Gianluigi Campogrande, del departamento de Entidades Financieras, replicó que esas entidades no son "ni establecimiento de crédito ni empresas de inversión (...). Por esta razón, la Comisión Europea carece de base jurídica para entrar en el asunto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de mayo de 2006