Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ICV pide a Simó que asuma responsabilidades en el 'caso Alba'

El portavoz parlamentario de ICV-EUiA, Joan Boada, pidió ayer la comparecencia en el Parlament de la consejera de Bienestar y Familia, Anna Simó (ERC), para que dé explicaciones y depure "responsabilidades" en su departamento en relación con el caso de Alba, la niña de cinco años de Montcada i Reixac (Vallès Occidental) que sigue hospitalizada como consecuencia de una paliza que supuestamente le propinó su padrastro.

El síndic de greuges (defensor del pueblo catalán), Rafael Ribó, presentó el viernes un informe en el que denuncia que la Dirección de Atención General a la Infancia y Adolescencia (DGAIA) no cumplió con su responsabilidad de protección de menores en el caso de Alba. En las conclusiones de la actuación de oficio, Ribó detalló que el departamento que preside Simó fue el único que tuvo acceso a toda la información sobre los malos tratos infligidos a la menor y aun así no consideró que hubiera factores de riesgo.

Boada hizo referencia al informe del Síndic y criticó la labor de la DGAIA, que en este caso "ha fallado" por su desprotección para con la niña de Montcada i Reixac. El portavoz ecosocialista añadió que "tendría que ser normal" que alguien asuma responsabilidades al respecto y que exigirá una posición clara a la consejera republicana.

En las filas de ERC las palabras de Boada han sido interpretadas como un ataque deliberado hacia su partido dentro de la "actitud ofensiva" que ICV-EUiA mantiene contra ellos por su no al nuevo Estatuto. El portavoz de la formación republicana en el Parlament, Miquel Àngel Estradé, señaló ayer que el informe del Síndic de Greuges "no da una explicación objetiva" y se olvida de decir que hay "responsabilidades compartidas" entre varios departamentos de la Generalitat y diversas instituciones. ERC ya criticó el viernes el informe como "parcial y poco riguroso" y acusó a Ribó de haberse "extralimitado" en sus funciones.

Dimisiones y destituciones

El portavoz del Gobierno catalán, Joaquim Nadal, aseguró ayer que no habrá ninguna destitución en la Generalitat como consecuencia del caso Alba. Aunque Nadal precisó que el Ejecutivo "extremará las cautelas" para evitar la repetición de estos casos, también señaló que esta situación "no sería imputable en ningún caso a una negligencia por parte de la Administración". Según Nadal, no hubo suficientes elementos para establecer un diagnóstico "claro" del caso.

Por su parte, la diputada en el Parlament y concejal del PP en el Ayuntamiento de Montcada y Reixac, Eva García, pidió la dimisión de la consejera Simó y calificó de "negligente" e "irresponsable" su actuación en el caso.

ERC confirmó que Simó comparecerá en el Parlament el martes 23 de mayo para "hablar sobre políticas de la infancia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006